Inicio Accesorios Cambio Semiautomático para Motos – Análisis de sus Ventajas y Funcionamiento General
Cambio Semiautomático para Motos – Análisis de sus Ventajas y Funcionamiento General

Cambio Semiautomático para Motos – Análisis de sus Ventajas y Funcionamiento General

0

¿Sabías que un kit de cambio semiautomático para motos es algo prácticamente obligatorio para los pilotos de circuito cerrado? Si no nos crees, sigue leyendo y al final nos darás la razón. Pero desde ya te aclaramos que los cambios semiautomáticos son recomendables para cualquier tipo de moto deportiva, aunque a la hora de rodar por la ciudad se debe ser un poco más cuidadoso. En cualquier caso, una vez instalados todo lo que se obtiene son puras ventajas.

Exactamente ¿Qué es un cambio semiautomático?

En el mundo del motociclismo, un cambio semi-automático es un sistema electromecánico que permite optimizar los cambios de marcha. Estos sistemas no son integrados, es decir que no acompañan a las motos desde la fábrica; por lo que podemos referirnos a su montaje como una modificación.

Este sistema es integrado porque conlleva al menos tres componentes básicos que funcionan de forma interconectada, que son: una centralita, una varilla de cambio y un interruptor. Todo trabajando en conjunto mediante un cableado que se debe conectar al pick-up de la moto. Estos cuatro elementos vienen juntos, puesto que los sistemas se compran en forma de “kits”.

 Análisis de sus ventajas

La instalación de un cambio semiautomático conlleva al menos un par de ventajas principales a la hora de engranar cada nueva marcha en nuestras motos. Debemos tomar en cuenta que este tipo de sistemas ya se venía utilizando desde hace tiempo en las motocicletas de competición en circuitos cerrados. Con este dato podemos hacernos una idea de cuáles son las ventajas en cuestión, ya que inmediatamente asociamos el tema a una cuestión de mayor velocidad y/o rendimiento en la pista.

En concreto, un cambio semiautomático supone dos ventajas principales:

  1. El tiempo que toma pasar de una velocidad a otra se reduce en unos cuantos milisegundos, que variarán según las habilidades de cada piloto. Para muchos, ahorrarse apenas unos milisegundos entre cada marcha podría parecer absurdo, pero en términos competitivos la suma total de todos esos milisegundos ahorrados durante varias vueltas supondría una importante ventaja respecto a otros pilotos que no cuenten con este sistema.
  2. Los cambios requieren menos esfuerzo y concentración por parte del piloto, ya que precisamente la idea es automatizar hasta cierto punto dicho proceso. Esto supone una mejora en la atención que el piloto puede poner a otros factores, que lo lleven por ejemplo a tomar mejor las curvas o hacer rebases. Todo gracias a que los pasos para realizar cada cambio se reducen a una única acción, pero esto te lo aclaramos más adelante.
NOTA: desde que los cambios semi-automáticos salieron al mercado general; han tenido unos precios elevados pero bastante ajustados y bien justificados.

Además de este par de ventajas esenciales para el mundo de la competición, debemos destacar que casi todos los kits de cambios semiautomáticos para motos son super fáciles de instalar. De hecho, es algo que cada quien puede hacer por cuenta propia, sin necesidad alguna de gastos en mano de obra especializada. En el vídeo que te dejamos arriba puedes ver un ejemplo de instalación.

Pero, ¿Hay algún aspecto negativo que acompañe a estas ventajas? Honestamente, un aspecto que se puede considerar como negativo es el elevado precio que tienen estos kits. Pero una cosa es mencionar que tienen precios altos, y otra muy distinta es decir que sean caros. Solo podemos hablar de que algo es caro cuando su precio no se corresponde con sus prestaciones, utilidad y/o calidad; cosa que normalmente no sucede con estos productos.

¿Cómo es el funcionamiento general de un cambio semiautomático?

funcion de un cambio semiautomatico

Para justificar las ventajas antes mencionadas, es necesario conocer el funcionamiento general de un cambio semiautomático; sobre todo en comparación con los cambios convencionales. Así que empecemos por describir el funcionamiento de este último: cada vez que quiere subir una marcha el piloto debe apretar la maneta de embrague, soltar el gas, accionar la palanca de cambio, soltar el embrague, y finalmente abrir el gas de nuevo. En conjunto, todos estos pasos contribuyen a que la caja de cambios cumpla con su función.

No te vamos a romper el coco con detalles técnicos, pero debemos tener en cuenta que la caja de embrague necesita perder las cargas que le envía el motor antes de poder subir una marcha. Los pasos antes mencionados son los necesarios para hacer que esta desconexión sea posible.

Sin embargo, con un cambio semiautomático todos estos pasos se reducen a uno solo: accionar la palanca de cambio. No hace falta apretar y soltar la maneta de embrague, ni liberar el gas ni perder el tiempo que estas acciones conllevan. Con el agregado de que se pueden subir las marchas con el gas a tope en todo momento, por lo que no se pierde potencia tras cada cambio; al contrario, la aceleración de cada nueva marcha es más potente.

¡ATENCIÓN! Recuerda que los sistemas de cambio semiautomáticos solo sirven para subir de una marcha a otra, no para bajarlas.

Mientras que un cambio convencional “desconecta” la caja de embrague del motor para liberarse de las cargas que este último produce, un cambio semiautomático detiene el motor por al menos 50 u 80 milisegundos; que son suficientes para que el mecanismo de la caja de embrague suba una marcha.

Ahora bien, este deceso controlado del motor es posible gracias a la centralita que se conecta al pick-up de la moto. A su vez, la centralita recibe la señal del interruptor que se aloja directamente en la varilla de cambio. Dicho de otro modo: cuando accionamos la palanca de cambio el interruptor se activa y manda la señal a la centralita, de manera que la misma detenga brevemente al motor y se produzca el cambio de marcha sin problemas.

Modelos disponibles en el mercado actual

power commander v

En cuanto a tipos o modelos se refiere, los cambios semiautomáticos para motos pueden llegar a tener ciertas variaciones según cada fabricante; aunque por lo general son muy similares y casi indistinguibles entre sí. Como ya aclaramos anteriormente, la función de estos sistemas se basa en detener el motor; cosa que no todos los modelos hacen de la misma forma.

Toma en cuenta que la mayoría de estos dispositivos, independientemente del modelo; son vendidos directamente por los fabricantes o agencias autorizadas. Difícilmente se pueden encontrar en tiendas online como Amazon o eBay. No obstante, para que tengas una idea de cómo lucen estos sistemas; te dejo el enlace de los Power Commander V que puedes encontrar en Amazon para distintos modelos de motocicletas.

Modelos según el control del motor

Los tres elementos básicos que un motor necesita para generar energía son: combustible, oxígeno y una chispa para que se produzca la combustión interna. Pues, en este sentido ya podemos diferenciar unos modelos de otros, puesto que algunos como el Power Commander V; cortan el suministro de combustible, mientras que otros como los cambios semiautomáticos ITR y Protmi detienen la generación de chispas; probando ser más eficientes y seguros.

A pesar de esta diferencia, en ambos casos el control del motor se da justo después de accionar el interruptor. Pero, en realidad; este no siempre se ubica en el mismo lugar.

Modelos según la ubicación del interruptor

Los primeros modelos de cambios semiautomáticos se diseñaron de tal forma que el interruptor quedaba ubicado en el manillar. El problema es que estos demandan una mayor concentración por parte del piloto, aunque no tanta como si tuviese un cambio convencional; ya que debe sincronizar bien manos y pies para accionar el interruptor y justo después la palanca de cambio.

Para resolver este pequeño (pero considerable) problema, surgieron los cambios semiautomáticos con interruptor integrado a la varilla de cambio (o varilla de reenvío, como también se les conoce). Recordemos que la varilla transmite el movimiento de la palanca hacia la caja de cambios. En consecuencia, si la varilla tiene el interruptor integrado; basta con accionar la palanca para que el mismo se active y mande su correspondiente señal hacia la centralita, así ésta controla el motor para que entre la nueva marcha.

Modelos según el tipo de cambio

En este caso los modelos también son dos, puesto que el cambio de una moto puede ser de tipo convencional o de tipo invertido. En este sentido, es necesario comprar un sistema con un interruptor compatible según cada caso. De esta forma podemos distinguir los cambios semiautomáticos con interruptores que se activan cuando se estiran, de los que lo hacen cuando se presionan; esto según el movimiento de la varilla que lo contiene.

Tips para instalarlos correctamente en una moto

instalación de cambio semiautomatico

  • Primero que nada, verifica el tipo de cambio que tienes, así no compras un sistema con interruptor incompatible.
  • Cada fabricante incorpora varillas de distintos tamaños segundo el diseño general de sus motos, por eso es importante buscar un sistema con la varilla adecuada para tu caso. Pero no basta con indicar el modelo de tu moto, sino además; especificar si las estriberas son las originales o las modificaste (retrasadas), ya que esto también condiciona la longitud de la varilla necesaria.
  • Asegúrate de comprar un kit con una centralita resistente a las vibraciones. A altas velocidades las mismas son muy intensas y los componente eléctricos del dispositivo podrían sufrir un poco dependiendo de su calidad.
  • Si el carenado de tu maquina es completo y sin muchas ranuras u orificios, lo mejor sería quitarlo para trabajar tranquilamente. En caso contrario, podrías pasar el cableado por las ranuras disponibles sin problemas.
  • La varilla va en una posición predeterminada, justo donde estaba la convencional. Pero, en cuanto a la centralita; lo mejor es instalarla debajo del asiento siempre que el diseño de tu moto te lo permita. Si esta opción no es factible, busca cualquier otro sitio siempre que esté distanciada del calor producido por el motor.
  • La centralita debe configurarse mediante un puerto USB, consulta el libro de instrucciones o directamente con el fabricante del sistema para aprender a hacerlo sin problemas. Algunos vendedores ofrecen la posibilidad de enviarlo preconfigurado según las especificaciones de tu moto.
  • En cualquier caso, el tiempo que la centralita puede mantener detenido al motor para que hagas el cambio de marcha; dependerá de tus habilidades y estilo de conducción más que de la propia moto. En este sentido, tienes dos opciones: o te acostumbras a una determinada configuración, o vas probando hasta conseguir la mejor configuración posible para ti.
  • Independientemente de la marca, las centralitas de esto sistemas cuentan con al menos un par de indicadores luminosos que se encienden tanto para señalar que todo está correctamente instalado, como para avisar si hay algún problema por resolver.
  • No compres nada sin garantía ni opiniones de clientes anteriores.

Conclusión

cambio semiautomatico itr

Los cambios semiautomáticos para motos pueden tener un precio elevado, sí. Pero si eres un amante de la competición te gusta pilotar en circuitos cerrados, adquirir uno de estos sistemas resulta muy rentable y gratificante; sobre todo a la hora de ir con amigos, que de seguro se llevaran una sorpresa al ver el impulso que te dará tu moto al salir de cada curva.

Su uso urbano no está prohibido, pero sí es cierto que debes acostumbrarte a un nuevo estilo de conducción; ya que sentirás la moto más potente en cada aceleración debido a que trabajará con el gas siempre a tope. Aunque en realidad, con este sistema puedes seguir haciendo los cambios de manera convencional (sin saltarte pasos); por lo que puedes evitar esos impulsos extras en calles concurridas.

Cambio Semiautomático para Motos – Análisis de sus Ventajas y Funcionamiento General
4 (80%) 1 vote[s]

DÉJANOS TU COMENTARIO

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *