Inicio Artículos para aprender La homologación de los cascos
La homologación de los cascos

La homologación de los cascos

0

El casco es, sin lugar a dudas, el complemento más importante para un motorista, porque es capaz de proteger su cabeza, una de las partes más vulnerables del cuerpo, en caso de caída por accidente o por cualquier otro motivo. Es por ello el máximo elemento de seguridad, y debido a esto la ley obliga a los conductores de motos a llevarlo siempre puesto mientras circulan. Sin embargo, no todos los cascos valen: para que un casco sea seguro y podamos circular en nuestra moto con él, debe cumplir una serie de requisitos marcados por diferentes normativas. Estos cascos que debemos usar se llaman cascos homologados, y siguen normas  tanto nacionales como de la Unión Europea.

hombre llevando casco hacia la moto

Existen tres tipos de homologaciones diferentes para muchos de los cascos que se fabrican y venden en el mundo, que son a su vez las más conocidas y extendidas. Éstas son: la Snell y la DOT (de Estados Unidos) y la ECE/ ONU R22 (de Europa). La única aceptada en España es evidentemente la ECE/ONU R22, por lo que es la que más nos interesa en este caso. Es muy importante conocer a la perfección qué tipo de homologación es aceptada en nuestro país, ya que puede darse la situación en la que compremos un casco para un mercado externo y la certificación que aparezca en él no sea válida.  Aun siendo totalmente seguro como elemento de protección, no podríamos usarlo.

Evidentemente, existen muchas más homologaciones que las mencionadas. Sin embargo, pertenecen a las normativas de otros países y continentes que nada tienen que ver con el código europeo.  Por poner algunos ejemplos, sin profundizar en ellos, existen: la homologación PSB, con validez en Singapur; la NBR 7471, de Brasil; la IS 4151, de India, etc.

También no todos los cascos son iguales en cuanto a talla, por eso creamos esta guia para saber la talla de tu casco.

Los tres tipos de homologaciones más destacadas

En Estados Unidos, la homologación de los cascos de moto se certifica por medio de dos organismos diferentes: Snell y DOT. La fundación Snell Memorial trabaja sin ánimo de lucro, y se encarga, como organismo independiente, de comprobar y evaluar los cascos que se venden en el mercado estadounidense. Antes, aplicaban el método llamado Snell M2005, que daba más importancia a la resistencia que a cualidades como la absorción. No obstante, en el año 2013 se introdujo el método Snell M2010, que bajó la medición de golpes a unos niveles más estandarizados.

casco de moto en un prado verde

La homologación DOT (el nombre viene del acrónimo del Departamento de Transportes) es la más popular en Estados Unidos. Su objetivo principal es proteger hasta el 90 % de los diferentes tipos de impactos. En las pruebas que realizan, es más importante la absorción sobre la resistencia a los impactos. Sus pruebas son las más acertadas en cuanto a la búsqueda del casco más seguro, pues lo más importante (en el aspecto de seguridad) es que el casco sea capaz de absorber y disipar la mayor cantidad de energía posible. Con esto conseguimos que nuestra cabeza sufra un daño prácticamente mínimo.

Hablando de daño mínimo, normalmente los mejores son los cascos integrales, pero ya depende del tipo de moto y el gusto elegir uno u otro.

Pasando a hablar ya de la homologación europea, que es la que nos concierne, se trata de un tipo de homologación válida para más de  50 países. Es además la que certifica que los cascos pueden emplearse en competiciones, como MotoGP o Formula1.  Sus características se asemejan mucho a las de la homologación DOT estadounidense, con el añadido de que en ésta, se comprueba la resistencia de la correa de sujeción del casco a la barbilla. Aun así, hay una probabilidad muy alta de que un casco con homologación DOT pase las pruebas para obtener la homologación ECE/ONU R22 con éxito. Sin embargo, no podríamos conducir con un casco DOT debido a que lo impide la normativa europea.

casco de moto con el diseño de la bandera americana

Cómo saber si nuestro casco está correctamente homologado

Hay una única manera totalmente fiable de saber si un casco está homologado y el tipo de homologación que tiene: recurrir a las etiquetas interiores. Están situadas en las correas de cierre del casco, y en sus números se indica la homologación pertinente. Aparece indicada con una sucesión de números y letras complicada de entender, si no estamos debidamente informados, por lo que te vamos a mostrar las pautas para comprender lo que pone a la perfección.

etiqueta interior de homologacion

Siempre y cuando nuestro casco cumpla una homologación de Europa, aparecerá dentro de un círculo una “E” mayúscula acompañada de un número. Este número representa o hace referencia al país de homologación. Por ejemplo, España tiene el número 9. El del ejemplo, el número 3, es el número de homologación de Italia.

En la segunda línea, es decir, en la línea de abajo, encontramos una serie de números y letras que, obviamente, tienen su significado:

En la sección de la letra b minúscula, aparecen los dos primeros números, que son los que corresponden a la revisión de la norma vigente en el momento de la homologación.

Las siguientes cuatro cifras, señaladas por la letra c minúscula, nos indican el número de homologación de nuestro casco. Este número hace a nuestro casco único, pues es diferente en todos.

La J mayúscula, indicada por la letra d minúscula en la foto, es una letra que nos indica de qué tipo de casco se trata el nuestro. El significado de la letra J que aparece en la foto de muestra es “Jet”, un tipo de casco que nos cubre la barbilla. Otras letras o grupos de letras que nos podemos encontrar en este apartado de la serie de números son por ejemplo: la P (Protectivos: cascos que cubren y protegen el mentón); la NP (No Protectivos: que cubre el mentón pero no lo protege)

Las últimas cuatro cifras, indicadas con la letra e minúscula, son relativas al número de serie de protección. Estos números sirven para localizar el informe y los datos de las pruebas a las que previamente se ha sometido el casco.

Si controlamos los significados de los distintos elementos que componen esta etiqueta, resulta muy sencillo saber todas las características y peculiaridades de la homologación de nuestro casco. Recordad, el único casco válido en España es el que tiene la letra E mayúscula en su etiqueta.

La homologación de los cascos
5 (100%) 1 vote[s]

DÉJANOS TU COMENTARIO

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *