Inicio 🥇 Pruebas de Motos 🥇 KTM Presentación de la KTM 390 Adventure 2020
Presentación de la KTM 390 Adventure 2020

Presentación de la KTM 390 Adventure 2020

0

Tomando la base de las otras dos 390 que KTM ya tiene puestas en el mercado (RC y Duke), aparece ahora esta nueva trail, con la que la marca austriaca completa un escalón para el que ha fabricado ya nada menos que medio millón de unidades. Con una semejanza externa tan próxima a la 790 que, desde algunas perspectivas, hace pensar en una hermana melliza, la 390 Adventure se planta en el mercado con sus 43 CV declarados de potencia y un par de 37 Nm a 7.000 rpm, para presentarse ante los motoristas noveles -y los que no lo son tanto- como una moto pintiparada para ese flamante carné A-2 que guardan primorosamente en la cartera.

En ruta con la KTM 390 Adventure.

A diferencia de las dos trails de 790, la nueva 390 de Mattighofen llega en una única versión, por lo que se centra en un punto intermedio para cubrir la gama de usos off road que ofrece la R, y también la utilización mixta para la que se brinda la Street, por ello nos encontramos ante una trail, que con sus 158 kilos en seco, se muestra, en el punto de partida, como una de las mejores multiusos del mercado.

Posición de la KTM 390 Adventure

Con el manillar fundido en acero que ya montan sus hermanas mayores, la 390 Adventure nos coloca las manos sobre una posición un punto retrasada, que lleva al tronco, y particularmente a la espalda, sobre una cómoda postura para atacar largas jornadas disfrutando de las intensas sensaciones que es capaz de transmitir esta trail polivalente.

La altura de su asiento (855 mm), dividido en dos piezas para sendas plazas, se eleva hasta un nivel de compromiso on/off road, que sin embargo favorece el apoyo de nuestros pies en el suelo, gracias a la estrechez que muestra en su parte delantera.

Entrando en curva con la KTM 390 Adventure.

Las estriberas, con la anchura y la robustez propias de la facción off road austriaca, se colocan sobre una línea más bien baja, que nos crea la sensación de ir acoplados en una moto más grande, y sobre todo, que hacen tan fácil como natural la conducción puestos en pie.

Para rematar este apartado, la cúpula ofrece una generosa extensión, dentro de su categoría, para protegernos en la carretera y en la autovía. Además, su su altura es variable en tres posiciones, eso sí, después de la sencilla manipulación de cuatro tornillos. Una modificación que nos resultará también muy interesante que vamos a llevar a cabo largos trechos conduciendo de pie.

De aventura con la KTM 390 Adventure.

Motor de la 390 Adventure

El monocilíndrico de refrigeración líquida, con cuatro válvulas y doble árbol de levas en cabeza, ofrece las mismas prestaciones que en la 390 Duke, con lo que esa sensación tan llena que muestra en bajos y en medios, refuerza la impresión de trail grande que ya hemos señalado. Además, el eje de balance neutraliza las vibraciones que cabe esperar cuando nos impulsamos con un único pistón.

Los 373 cc se alimentan mediante dos cuerpos de inyección (38 mm) firmados por Dell´Orto, regulados por una centralita electrónica ECU Bosch que gestiona el acelerador electrónico. Viene homologada para la Euro4 y preparada también para que con tan sólo con pequeñas modificaciones pueda pasar la 5.

Aunque tan sólo ofrece un único modo de conducción, esta ECU de Bosch ha sido programada para un uso on/off road, apoyándose en un control de tracción con sensor de inclinación y desconectable a voluntad, al final vas a poder usar tu casco de motocross

Este monocilíndrico guarda recursos tan sofisticados como el sistema EVAP que mejora las cifras de las emisiones, evita descargas de gasolina vaporizada y, además, contiene el consumo para estirar los 14,5 litros del depósito hasta una interesante autonomía por encima de los 400 km.

Tumbada con la KTM 390 Adventure.

Parte ciclo de la KTM 390 Adventure

La nueva trail, a la que nos resistimos a tildar de “pequeña”, mantiene la filosofía austriaca del chasis multitubular, con su conocida rigidez y ligereza y con un subchasis desmontable. La distancia entre ejes es de 1.430 mm, y el ángulo de  dirección de 63,5º, una medida más propia del off road que de la carretera.

Suspensiones

Las suspensiones encargadas específicamente a WP para esta nueva 390, las compone un conjunto APEX, con el amortiguador (177 mm recorrido) directamente anclado sobre el basculante y regulable en precarga y extensión.

En cuanto a la horquilla invertida, ofrece un recorrido de 170 mm, monta barras de  43 mm y es regulable tanto en extensión como en compresión, girando la correspondiente palomilla sobre cada una de las dos botellas.

Perfil derecho de la KTM 390 Adventure

Los Frenos de la 390 Adventure

El equipo delantero, formado por un disco Bde 320 mm, una pinza de cuatro pistones y anclaje radial aseguran una frenada tan potente como dosificable para el principiante.

En cuanto al tren trasero, el disco de 230 mm, con pinza flotante de simple pistón, ofrece su aportación a la frenada, además de cumplir con su función geométrica de mantener la moto en un plano lo más horizontal posible mientras se detiene.

También se debe de tener en cuenta la retención que aporta el monocilíndrico, más aun cuando cuenta con el sistema antirrebote en el embrague para garantizar una reducción de cada marcha lo más progresiva posible.

Por último, el ABS en curva, gestionado por la unidad Bosch 9.1 MP, representa un asistente valiosísimo para el futuro motorista de la 390 Adventure, sea cual sea su nivel.

Volando con la KTM 390 Adventure.

Off Road con la 390 Adventure

Con su altura libre al suelo y el recorrido de sus suspensiones, esta nueva austriaca se sobra y se basta para hacer mucho más que internarse en una pista de tierra.

Su ergonomía permite una postura natural del cuerpo puestos en pie, con una estrechez del conjunto en el centro de la moto que resulta perfecta para su control mediante las presiones y las sujeciones de nuestras piernas. Con todo ello, en muchos aspectos, lo que se pueda hacer y hasta dónde se pueda llegar con esta 390 en el campo dependerá en su mayor medida del nivel de cada uno.

Precio de la 390 Adventure

6.199 euros

Doble vision de la KTM 390 Adventure.

Accesorios

KTM dispone de un interesante catálogo de piezas para moto específico para esta trail 390, que abarca desde soportes para diferentes teléfonos hasta un sólido salvacárter de metal, desde el silencioso firmado por Akrapovic hasta tres bolsas traseras de diferentes formas y tamaños.

Coronas de alta calidad, pequeñas piezas mecanizadas, topes anticaída, kit de suspensiones rebajadas (Altura asiento 25 mm menos), discos de freno Wave, protectores para las manos con refuerzo de aluminio y hasta una funda de asiento refrigerante para, finalmente, personalizar cada 390 Adventure hasta que resulte francamente difícil encontrar dos idénticas.

Frontal de la KTM 390 Adventure.

Nuestra opinión sobre la KTM 390 Adventure

A falta de nuestra prueba a fondo, programada dentro de unas semanas, podemos adelantar que se trata de un modelo ideal para iniciarse prácticamente en cualquier terreno. Una moto ligera y estrecha, de fácil su conducción por la fortaleza de su par, que garantizará un empuje robusto en toda circunstancia; favoreciendo la salida de parado ya sea sobre una rampa pronunciada o con la moto llevando pasajero y equipaje.

Un modelo, por otra parte, de movimiento resuelto y sencillo a través de la urbe, que a buen seguro hará agradable el día a día, hasta el punto de crearnos un incentivo extra al terminar el trabajo, por la placentera sensación que nos trasladará hasta llegar a casa.

Artículos Relacionados

Prueba KTM 390 Duke

Prueba KTM 790 Adventure

Prueba KTM 790 Adventure R

 

DÉJANOS TU COMENTARIO

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *