Inicio 🥇 Pruebas de Motos 🥇 KTM Prueba KTM 390 Adventure 2020
Prueba KTM 390 Adventure 2020

Prueba KTM 390 Adventure 2020

0

Tomando la base de las otras dos 390 que KTM ya tiene puestas en el mercado (RC y Duke), aparece ahora esta nueva trail, con la que la marca austriaca completa un escalón para el que ha pasado del medio millón de unidades vendidas. Con una semejanza externa tan próxima a la 790 que, desde algunas perspectivas, hace pensar en una hermana melliza, la 390 Adventure se planta en el mercado como una trail de la que podríamos decir que parte su uso en un 70/30, para el asfalto y para la tierra, respectivamente.

Prueba KTM 390 Adventure. Sobre el barro.

Un modelo claramente dirigido a los principiantes de cualquier nivel, incluidos los que aún no han alcanzado el uno. En definitiva, una moto pintiparada para todo aquel con un flamante carné A-2 guardado primorosamente en la cartera.

Sin embargo esta KTM puede dar mucho más de sí, mostrándose, en el punto de partida, como una de las mejores multiusos del mercado. Vamos a verlo y a desarrollarlo a continuación en nuestro reportaje:

Prueba de la Adventure 390 en video:

La 390 Adventure es muy ligera

A diferencia de las dos trails de 790, la nueva 390 de KTm llega en una única versión, por lo que se centra en un punto intermedio para cubrir también parte del uso off road que ofrece la R, y buena parte, también, de la utilización mixta para la que se brinda la Street.

Pero veamos cómo se siente esta nueva criatura de Mattighofen, más allá de lo que aparenta a simple vista.

Perfil izquierdo. Prueba KTM 390 Adventure..

Si miras el registro de la báscula, 158 kilos, te resultará una moto liviana antes de subirte. Sin embargo y simplemente en parado, al tantearla en parado subidos, la cifra te puede parecer incluso algo elevada. Pero es después, cuando al sentirla en algunos momentos concretos sobre la marcha, cuando creerás, o creerías que te has comprado una moto off road pura, si no fuera por la altura del sillín (855 mm), asequible para la mayoría de las tallas.

La postura sobre la KTM 390 Adventure

Posición de la KTM 390 Adventure

Al cogernos a su manillar de acero, los brazos nos quedan un punto elevados, con las manos otro punto abiertas sobre el cuerpo de la moto, dejando así un brazo de palanca ideal para guiar esta austriaca por toda la variedad de trances a la que es capaz de llevarnos.

Posicion. Prueba KTM 390 Adventure

En combinación con la colocación del asiento, justo en el punto medio de esta Adventure, el tronco nos queda erguido, en línea vertical con unas estriberas situadas un tanto abajo, tal y como exigirá, si llega el caso, una conducción puestos en pie.

El resultado de esta composición es una postura trail de libro. Esto aporta dos interesantísimas ventajas. La primera es una posición de control total sobre una moto que ya es de por sí llamativamente controlable.

La posición de la KTM 390 Adventure

La segunda es esa versatilidad que nos da una postura trail, variando el ángulo del tronco y la colocación de los pies sobre las estriberas. Hacia adelante, para un conducción atenta y concentrada, con un toque deportivo; hacia atrás, más confortable, para largos trayectos de autovía o la travesía por parajes llanos; y finalmente en la media vertical, para solventar trayectos urbanos con diferentes densidades de tráfico.

Prueba KTM 390 Adventure. Planta.

En marcha con la 390  Adventure

Esa sensación tan ligera nos va a acompañar, haciendo incluso placenteros, muchos trayectos urbanos, negociando rotondas, con sus tres cambios de dirección obligatorios, y doblando esquinas con mayor facilidad que una bici municipal de alquiler.

Prueba KTM 390 Adventure. Entrando en curva.

Soltura, agilidad y juego de cintura son atributos que en esta 390 Adventure sobresalen en un grado superlativo para hacer de su conducción un auténtico juego de niños, si tienes tu flamante A2 en la cartera, o un auténtico deleite, si tu permiso lleva ya varias renovaciones contigo.

Abriendo gas. Prueba KTM 390 Adventure.

Cómo va la KTM 390 Adventure en curvas

Era importante comprobar la sensación de aplomo que transmite esta 390 Adventure durante el paso por curva en la máxima inclinación. Y lo es tanto por sus neumáticos mixtos, de buen taco si pensamos en la carretera, como por sus suspensiones y debido al tributo que le deben a la faceta off road, con un primer recorrido blando para el asfalto y necesario para absorber el impacto de las pequeñas irregularidades en caminos y trochas.

Prueba KTM 390 Adventure. El giro.

Para ello, aprovechamos uno de nuestros cursos de conducción, y llevamos la 390 Adventure a nuestro habitual circuito de FK-1, aunque no se tratase, ni en lo más remoto de un escenario natural para esta trail de iniciación.

Curva a izquierdas con la KTM Adventure 390

Allí esta Adventure nos mostró su carácter noble, tanto en los cambios de dirección más extremos para negociar varias chicanes, como en el paso por curva, aplomado y seguro, con inclinaciones impropias de la conducción trail. El giro, en el extremo más apurado de la curva, se ejecuta en un plis y sobre el espacio, como quien dice, de una moneda, lo que sorprende montando una llanta de 19″, y sobre todo da un margen cuasi infinito a cualquier principiante.

Prueba KTM 390 Adventure. Motor

Motor de la 390 Adventure

El monocilíndrico de refrigeración líquida, con cuatro válvulas y doble árbol de levas en cabeza, ofrece las mismas prestaciones que en la 390 Duke, con lo que esa sensación tan llena que muestra en bajos y en medios, refuerza la impresión de trail grande que transmite su imagen. Además, el eje de balance neutraliza las vibraciones que cabe esperar cuando nos impulsamos con un único pistón. Con sus 43 CV declarados de potencia y un par de 37 Nm a 7.000 rpm, se presenta ante los motoristas noveles -y los que no lo son tanto- como un propulsor dócil y predecible, que suelta su punto de genio en la cúspide del cuentarrevoluciones.

Cambio. Prueba KTM 390 Adventure

Los 373 cc se alimentan mediante dos cuerpos de inyección (38 mm) firmados por Dell´Orto, regulados por una centralita electrónica ECU Bosch que gestiona el acelerador electrónico. Viene homologada para la Euro4 y preparada también para que con tan sólo con pequeñas modificaciones pueda pasar la 5.

Prueba KTM 390 Adventure. Silencioso.

Aunque tan sólo ofrece un único modo de conducción, esta ECU de Bosch ha sido programada para un uso on/off road, apoyándose en un control de tracción con sensor de inclinación y desconectable a voluntad, más un modo off road para su ABS.

Prueba KTM 390 Adventure. Pantalla TFT.

Este monocilíndrico guarda recursos tan sofisticados como el sistema EVAP que mejora las cifras de las emisiones, evita descargas de gasolina vaporizada y, además, contiene el consumo para estirar los 14,5 litros del depósito hasta una interesante autonomía por encima de los 400 km.

Tracción de la KTM Adventure 390

En cuanto al cambio de marcha, resulta un prodigio de suavidad al tacto del pie, que encuentra el punto muerto con apenas un simple gesto. Todo facilidad, una más en la conducción más que asequible, casi pensada para el principiante.

Prueba KTM 390 Adventure. Gas en barro.

Off Road con la 390 Adventure

Con su altura libre al suelo y el recorrido de sus suspensiones, esta nueva austriaca se sobra y se basta para hacer mucho más que internarse en una pista de tierra.

Prueba KTM 390 Adventure. En la senda.

Su ergonomía permite una postura natural del cuerpo puestos en pie, con una estrechez del conjunto en el centro de la moto que resulta perfecta para su control mediante las presiones y las sujeciones de nuestras piernas.

Nosotros la probamos en unas condiciones delicadas, con un suelo embarrado en su primera capa, pero duro como una roca en su sustentación inferior, con la superficie alfombrada, además, por una hierba que más que empapada, se veía chorreando. Para remate, no desmontamos las gomas de las estriberas, y llevábamos puestas unas botas de carretera corrientes y molientes, con lo que la sujeción sobre la moto, puestos en pie, se sentía en precario.

Estribera de la KTM Adventure 390

Puro equilibrio, por tanto, a la hora de acelerar y sobre todo a la de girar apoyando el neumático sobre una especie de pasta extendida. Iniciamos los primeros metros de la prueba -debo confesarlo- con el trasero apretado, para que una vez recorridos los primeros metros, empezar a soltar la tensión. Y es que la nobleza de esta KTM, con su chasis multitubular, de unas rigidez y ligereza ampliamente reconocidas, y su subchasis desmontable, se dejan notar de inmediato, al primer derrote del tren trasero.

Prueba off road. KTM 390 Adventure.

Al cabo de unos minutos de evolucionar sobre el terreno semiblando y empapado, comenzamos a divertirnos con el control de tracción desconectado y el ABS en modo off road (sin intervención atrás), sintiendo cómo podíamos controlar los efectos de cada deslizamientos con sencillas presiones y movimientos del cuerpo y apenas una insinuación al manillar. Con todo ello, nos quedó claro que, en muchos aspectos, lo que se pueda hacer y hasta dónde se pueda llegar con esta 390 en el campo dependerá en su mayor medida del nivel de cada uno. Así pues, vas a estar más que justificado el uso de tu casco de motocross

Prueba KTM 390 Adventure. Disco delantero.

La Frenada de la 390 Adventure

El disco de 320 mm cuenta con potencia sobrada para detener esta Adventure en cualquier circunstancia; además sin el más mínimo amago de doblar hacia la izquierda, lado en el que va anclada de modo radial la pinza monoblock de 4 pistones, firmada por Bybre.

Aparte de ello, cabe señalar el tacto suave, y muy progresivo de la maneta, ideal para esas manos, poco precisas aún, del principiante, lo mismo que para graduar la parada sobre la tierra, o el barro o la hierba mojada, tal y como pudimos apreciar durante nuestra prueba.

Frontal de la KTM 390 Adventure

En cuanto al tren trasero, el disco de 230 mm, con pinza flotante de simple pistón, ofrece su aportación a la frenada, además de cumplir con su función geométrica de mantener la moto en un plano lo más horizontal posible mientras se detiene.

Cubremanos de la KTM 390 Adventure.

También se debe de tener en cuenta la retención que aporta el monocilíndrico, más aun cuando cuenta con el sistema antirrebote en el embrague para garantizar una reducción de cada marcha lo más progresiva posible.

Por último, el ABS en curva, gestionado por la unidad Bosch 9.1 MP, representa un asistente valiosísimo para el futuro motorista de la 390 Adventure, sea cual sea su nivel.

Amortiguador. Prueba KTM 390 Adventure.

 

 

Cómo son las Suspensiones de la 390 Adventure

Las suspensiones encargadas específicamente a WP para esta nueva 390, las compone un conjunto APEX, con el amortiguador (177 mm recorrido) directamente anclado sobre el basculante y regulable en precarga y extensión.

En cuanto a la horquilla invertida, ofrece un recorrido de 170 mm, monta barras de  43 mm y es regulable tanto en extensión como en compresión, girando la correspondiente palomilla sobre cada una de las dos botellas.

Retrovisor. Prueba KTM 390 Adventure

Detalles de la 390 Adventure

De la iluminación y la señalización se encarga la tecnología led. En cuanto a la supervisión y la información corre a cargo de una pantalla TFT de generosas dimensiones (5 pulgadas) , con una diáfana exposición de cada cifra y de cada parámetro, bien visible, incluso con la presbicia de un servidor (2,5 dioptrías). La otra pantalla, la transparente frente al viento, ofrece una interesante extensión, sobre todo en la posición más elevada de las dos con las que se puede regular, jugando con una diferencia de 4 centímetros.

Cargador MP3. Prueba KTM 390 Adventure.

Bajo esa pantalla, descubrimos una toma USB, con su correspondiente tapa de goma. Sobre los retrovisores, comentar que guardan la misma forma y composición empleadas en otros modelos de la marca, ofreciendo una excelente panorámica de nuestra retaguardia.

Prueba KTM 390 Adventure. Protector manos.

 

Protección de la 390 Adventure

Los protectores montados sobre el manillar, no sólo ponen a resguardo nuestras manos del frío, sino que las salvaguardan de las posibles pedradas, o impactos de ramas y demás, que podamos recibir en el mundo off road. Es más, su solidez se muestra suficiente como para preservar manetas y puños del impacto producido en una caída en parado, tan frecuentes en terrenos fuera de la carretera.

Protector. Prueba KTM 390 Adventure.

En cuanto a las partes bajas del motor, quedan envueltas por un salvacárter, sólido y ligero, lo que nos dará cierta tranquilidad a al hora de pisar piedras sueltas sobre los caminos y trochas; ya que en su parte delantera se eleva lo suficiente como para recibir el impacto de las que pueda despedir la propia rueda delantera.

Depósito. Prueba KTM 390 Adventure.

Mejorable en la KTM 390 Adventure

El depósito muestra en su interior, justo bajo la boca de llenado, una espina que resulta francamente incómoda, a la hora de aplicar dentro el chorro de combustible, abriendo en dos, y salpicando al exterior con relativa facilidad.

 Prueba KTM 390 Adventure. Trasera.

Precio de la 390 Adventure

Esta trail de iniciación se vende en fondo naranja, o fondo blanco, a un precio de 6.199 euros

Prueba KTM 390 Adventure. Paso.

Nuestra opinión sobre la KTM 390 Adventure

Sin duda, un modelo ideal para iniciarse tanto sobre el asfalto como fuera de la carretera. Una moto ligera y estrecha, que además hace muy fácil su conducción gracias a la fortaleza de su par, que garantizará un empuje robusto en toda circunstancia; favoreciendo la salida de parado ya sea sobre una subida pronunciada en la tierra, o cargados con pasajero y equipaje.

Silencioso. Prueba KTM 390 Adventure.

Un modelo, por otra parte, de movimiento resuelto y sencillo a través de la urbe, que a buen seguro hará agradable el día a día, hasta el punto de crearnos un incentivo extra al terminar el trabajo, por la placentera sensación que nos trasladará hasta llegar a casa. Estos detalles la presentan como una de las trail con mayor rango de uso en la pequeña cilindrada.

Emblema. Prueba KTM 390 Adventure. - copia.

Pruebas de motos Relacionadas

Prueba KTM 390 Duke

Prueba KTM 790 Adventure

Prueba KTM 790 Adventure R

KTM 390 Adventure para todos

Preguntas frecuentes

¿La KTM 390 Adventure es una moto solo para principiantes?

No, en absoluto. Es ideal para principiantes como ninguna, pero también es un modelo perfecto perfecto como segunda moto para motoristas con experiencia que vivan, por ejemplo, en un medio rural, o que la quieran usar de forma polivalente, en el trayecto urbano diario y en las excursiones de domingo.

¿Cuánto tiene de off road la KTM 390 Adventure?

Pues podemos decir que en torno a un 30%. Sin embargo, en una moto tal ligera y tan fácil de conducir, esa parte da muchísimo más de sí en el campo que el mismo porcentaje en una maxitrail. El límite fuera de la carretera lo pondrá tu nivel.

¿Cómo va la KTM 390 Adventure en autovía?

Su pantalla regulable y la protección de las manos, la convierten en una buena aliada para superar el tedio que trae siempre consigo la autovía. Su velocidad de crucero es más que sobrada, con un buen extra de aceleración para escapar del tráfico denso y movido que a menudo encontramos en las circunvalaciones.

 

DÉJANOS TU COMENTARIO

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *