Inicio Motos con espíritu Prueba KTM 790 Adventure 2019
Prueba KTM 790 Adventure 2019

Prueba KTM 790 Adventure 2019

0

El bicilíndrico en paralelo LC8c, estrenado en la 790 Duke abre su versatilidad al mundo trail, con dos modelos que parten también del mismo chasis, pero que toman de inmediato rumbos distintos, hasta el punto de crear dos motos muy diferentes, con dos tipos de usuario final bien diferenciados, también. Las nuevas KTM trail 790 se llaman Adventure y Adventure R.

 

En este reportaje, nos ocuparemos de la primera de ellas, si bien es cierto que tuvimos ocasión de probar las dos simultáneamente y en el mismo día, con motivo de su presentación nacional a la prensa. Razón de más para poder distinguir claramente sus diferencias de concepto, sobre la marchas y en diversos escenarios.

La esencia que transmite esta nueva 790 Adventure, llamada Street, es la de una trail asfáltica todo uso, situada en la media-alta cilindrada, con un peso contenido. Son 189 kilos los que declara KTM, para colocarla muy por debajo de la categoría maxitrail.

Foto estática de la KTM 790 Adventure

Por otro lado, hablamos de una moto que se queda también en el límite de los 95 CV, ofreciendo la posibilidad de rebajarla para el carné A-2, con un simple cambio de software. De esta manera, se presenta como un modelo ideal para principiantes de asfalto, pero además y sobre todo como una de las opciones más apropiadas que ofrece el mercado para asomarse por primera vez al mundo off road.

Así pues, veamos cómo es y sobre todo cómo se comporta en marcha esta nueva trail para todo con la que KTM irrumpe ahora en el mercado.

Inclinando con la KTM 790 Adventure

Rodando con la 790

Nada más iniciar la marcha, sentimos un centro de gravedad muy bajo, con el que la marca austriaca ha buscado ese efecto mágico del tentetieso, perseguido tradicionalmente por parte de las trail, y particularmente por todas las maxitrail. Para ello, coloca el asiento a una altura francamente accesible para la mayoría de las tallas, que se puede regular entre los 850 y los 830, con una estrechez de su superficie plana y uniforme para las dos plazas, que favorece el apoyo de los pies en el suelo a casi todos.

Depósito de la KTM 790 Adventure

En cualquier caso, también existe un asiento bajo a petición, lo mismo que un kit de suspensión que deja la moto a una altura aún menor, colocando en conjunto la altura de conducción a 800 mm.

Por otro lado, KTM ha dado una nota muy especial a esta nueva trail, modelado de una forma muy personal el elemento que sin duda caracteriza la estética de las 790 Adventure: Su depósito. Efectivamente, el tanque de gasolina hace una forma de puente en su parte superior, para descolgarse por ambos laterales de la moto y terminar abajo, abriendo su volumen en sendas gibas, que albergan la mitad del combustible, 20 litros en total.

Perfil derecho de la KTM 790 Adventure

Lo cierto es que, si el lector lo observa desmontado y alejado de la moto, tendrá la impresión de estar contemplando una escultura abstracta, más que la de mirar, simplemente, un depósito de gasolina, que, por otra parte, ofrece según la homologación de KTM una autonomía de 450, que no pudimos medir a lo largo de la presentación nacional que tuvo lugar en carreteras y caminos de la provincia de Barcelona.

Por otro lado, KTM ha aprovechado la anchura del tanque para montar un generoso radiador, con una canalización de su flujo muy alejada del puesto de conducción, haciendo imposible así cualquiera de los reproches que se le han hecho a su hermana mayor de 1290 y el calor que desprende su cilindro trasero, prácticamente incrustado bajo el asiento.

Vista cenital de la KTM 790 Adventure

La 790 Adventure Ready To Race

Una vez hechos los primeros metros, veamos a través de la óptica de un principiante cómo es el comportamiento de esta nueva trail.

El combinado que hace KTM con la llanta de 21” pulgadas delante y el manillar, amplio y plano, propio del segmento, permiten girar con un medido control que aún no le brindan sus aptitudes, y al mismo tiempo hace muy fácil la entrada en el viraje, sin ningún apuro, al aprovechar el brazo de palanca que brinda la dirección en conjunto.

En ruta con la KTM 790 Adventure

Lo cierto es que la respuesta a cada golpe de cintura que ejecute el principiante resultará que, para hacernos una idea, no entrañaría ninguna dificultad meterla en las curvas sin manos.

Los pies quedan en el punto medio de la moto, como toda trail, dejando el cuerpo con una postura que se siente confortable desde el principio, pero que sobre todo predispone el cuerpo en una posición de control. El tronco, prácticamente erguido, hace más fácil aun la visión del panorama que tenemos delante en relación con cualquier maniobra que ejecutemos con la 790 Adventure S.

En ruta con la KTM 790 Adventure lado izquierdo

Pero la sensación definitiva la remata una envolvente ergonomía, tanto, que finalmente te hace sentir dentro de la moto, en lugar de conducir subido a ella. Es una sensación de integración que facilita el baile con ella, un vaivén conjuntado que, a la vuelta de la primera rotonda o después de doblar un par de esquinas, resulta de lo más natural.

Por otro lado, el bicilíndrico de 799 cc desarrolla de base una entrega progresiva de los 95 CV, sin perder ese genio austríaco, característico de las motos con el símbolo naranja. Pero la electrónica diseñada por los ingenieros de KTM se despliega en un menú con tres modos de conducción, Street, Off road y Rain, en los que la entrega y también la respuesta del acelerador se moldean al gusto del usuario. Como complemento extra, la marca austríaca ofrece un modo Rallye, con nueve niveles del control de tracción y tres modos de desmultiplicación para el puño de gas.

Al llegar a un viraje con la KTM 790 AdventureComportamiento en curvas

Todo lo descrito anteriormente se traduce en una conducción sencilla y fluida a lo largo de las carreteras más retorcidas. El principiante apreciará como ninguno esa facilidad de conducción en un escenario que, a priori, le impone y le resulta comprometido.

Sin embargo, si dejamos al principiante apeado y subimos en su lugar a un recalcitrante quemado, encontrará unas suspensiones más bien blandas, con las que hará balancear la moto, en cuanto empieza a estrujar el gas y a apurar las frenadas. Lo cierto es que este tarado de las suspensiones WP APEX, solo para esta versión Street, es simplemente una opción. 233 mm de recorrido delante, con barras de 43 mm, y 200 detrás, con regulación, únicamente, de la precarga posterior, para una elección en pro del confort y de un efectivo rendimiento off road, en lugar de la conducción deportiva en asfalto.

 la KTM 790 Adventure de frente

Para iniciarse en el campo Off Road

KTM lo ha pensado así, y a fe que ha acertado con esta versión S de su nueva 790 Adventure. Su ergonomía cóncava resulta un seno para albergar con naturalidad la conducción erguida de nuestra anatomía. Yendo de pie, esta versión S se conduce con facilidad, permitiendo nuestros movimientos sobre ella para contrarrestar las inercias que se crean sobre la tierra y para pasar sobre las ondulaciones y resaltes que encontramos en el camino. Esta facilidad puede animarnos cada vez más y más hasta llevar a cabo una conducción que deja a la altura del segundo sótano el nivel de iniciación; hasta el punto de que KTM ofrece un asiento de altura superior (865 mm) para aquellos que lleguen a cogerle el gusto a eso de conducir una moto por el campo.

Paso de la KTM 790 Adventure visto desde abajo

 

En realidad, el origen off road de este modelo queda reflejado en un detalle como la colocación del filtro de aire, plano y rectangular, alojado de forma poco habitual bajo el asiento, entre las dos plazas y acoplado en posición vertical. También se remata con una plancha de aluminio, tan sólida como envolvente, montada para proteger los bajos del motor; así como unos protectores a ambos lados del depósito que lo recubren por los costados y por abajo.

Pero vayamos de nuevo al principiante, aunque en este caso, al principiante off road. Para que no haya pisado nunca la tierra o la arena con una moto, esta 790 Adventure ofrece un nivel de confianza que le llevará de la mano, paso a paso, para avanzar en la conducción fuera de la carretera, ya sea sentado al principio y puesto en pie más adelante, cuando vaya probando y aprendiendo a hacerlo sobre una moto que se balancea sobre el camino a cualquier gesto de nuestra anatomía.

Por tanto esta KTM resulta una moto ideal para acudir a un curso de iniciación en la conducción trail, como la que se describe en este artículo; y no solo eso, la 790 Adventure, con un par motor de 88Nm a 6.600 rpme, da la talla también conduciendo acompañado por una pista forestal hasta alcanzar, por ejemplo, un paraje recóndito y poco visitado.

El giro con la KTM 790 Adventure

¿Cómo frena esta moto?

Se confía a un doble disco delantero con nada menos que 320 mm de diámetro, a unas pinzas de anclaje radial con cuatro pistones. Su eficacia es más que sobrada para detener el conjunto, con las prestaciones que desarrolla el bicilíndrico en tándem, y por otro lado, su tacto, dosificable y progresivo, hará más fácil al principiante su evolución hasta alcanzar un tacto seguro y eficiente, con menos riesgo que en otros modelos de sufrir las consecuencias del temido y conocido “manotazo del pánico”.

El disco trasero de 260 mm, brinda un efectivo trabajo fuera del asfalto, aparte de retener la moto, manteniéndola horizontal en las frenadas sobre la carretera.

La luz de la KTM 790 Adventure

Detalles de la 790 Adventure

En la pantalla TFT a color de 5” podremos ir repasando el extenso menú que ofrece la electrónica, con los modos de conducción y otras variables, y que cambia su fondo, lo mismo que el alumbrado con tecnología led de la moto, con el día o la noche. También podemos verificar en ella, por ejemplo, la velocidad que hemos fijado en el control de crucero.

El quick Shifter asiste el cambio de marchas en sentido ascendente, ofreciéndose el descendente como extra, lo mismo que el kit de maletas touring, el asiento y los puños calefactables o el silencioso Akrapovic.

Vista inferior en marcha de la KTM 790 Adventure

Sus retrovisores, muy semejantes o iguales incluso a los de su hermana naked, resultan muy efectivos, ofreciendo una buena visión de lo que tenemos a nuestra retaguardia y mostrando un diseño que conjunta con la idea de trail asfáltica que ha diseñado su concepto.

También es adaptable el sistema de comunicación con nuestro teléfono, para la podemos instalar una interesante aplicación de navegación, KTM Mx rider, con un coste de únicamente 9 €.

Por último en este apartado, bajo la pantalla, regulable en dos alturas, ofrece una toma de 12 voltios, y bajo la tija inferior esconde un amortiguador de dirección.

Vista inferior en marcha de la KTM 790 Adventure lado derecho

¿Qué se puede mejorar en este modelo?

Ciertamente, KTM ha afinado algo, con respecto a la 790 Duke, el tacto del gas en su primer milímetro de giro, pero percibimos que aún le queda repasarlo un poco más, aunque en este caso sería tan sólo para pulirlo definitivamente.

Llega la KTM 790 Adventure

Opiniones de la Adventure y Precio

La tarifa fijada por KTM es de 12.399 euros, para una moto con un equipamiento de serie muy completo, una sofisticada electrónica, no menos completa para el fin al que va dirigido, y un remate con unos materiales de la mejor calidad.

Una trail, por tanto, de cilindrada media-alta que se ofrece como moto ideal para principiantes por su agilidad, manejabilidad y la facilidad con la que puede integrase en su ergonomía. Una trail asfáltica que se presenta como una amigable compañera en el día a día, atravesando la ciudad  o recorriendo la autovía de circunvalación en nuestros trayectos cotidianos. Una trail que se presenta también como una magnífica moto de fin de semana, lo mismo que para esa escapada dominical que nos marcamos necesariamente para tomar aire en medio de nuestras obligaciones.

 la KTM 790 Adventure desde una lejana perspectiva

Un modelo perfecto para iniciarse en el mundo off road, tanto en solitario como acompañado, y hace con ello interesantes excursiones, con un horizonte mucho más abierto al que suele marcar la mayoría de las que nos salen al paso o las que imaginamos.

 

Vota este post

DÉJANOS TU COMENTARIO

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *