Inicio 🥇 Pruebas de Motos 🥇 KTM Prueba KTM SXF 450 2020
Prueba KTM SXF 450 2020

Prueba KTM SXF 450 2020

0

Planta de la KTM 450 SX-FNuestro bicampeón del mundo, Jorge Prado, acomete en esta temporada 2020 el asalto a la categoría reina de los circuitos motocross, MxGP, con una moto ganadora. Dicen que se adaptó a ella con una gran facilidad, y prácticamente desde la primera manga en la que rodó con ella. Nosotros hemos tomado la 450 SX-F, modelo que sirve de base a la moto mundialista y que todo buen aficionado puede adquirir para disfrutar de su pasión por el motocross durante decenas y decenas de entrenamientos, y nos lo llevamos al circuito de Sevilla Nueva, sito en la Comunidad de Madrid.

 

Allí contamos con la inestimable colaboración de Fran García, piloto experimentado, imagen de la tienda Moremoto y de la marca de equipamiento FXR, para hacer un análisis en profundidad de esta soberbia KTM.

Al pie de la madrileña pista de Sevilla Nueva y después de rodar con ella durante varias mangas, nos sentamos a hablar con Fran para que nos transmitiera en caliente sus impresiones, y sobre todo para que nos describiera su análisis de la 450 SX-F, versión 2020, que os dejamos a continuación:

Prueba KTM 450 SX-F 2020 volando y mirando al público.

Posición en la KTM 450 SX-F 2020

Se puede decir que, en general, es una posición ideal, con la particularidad de montar un manillar súper ancho; algo que a quien no es muy corpulento, como yo (1,70 m), le queda un poco alto, con lo que no tiene un control absoluto sobre la dirección. Tal vez en ese caso, le interesaría cambiarlo, pero no en el caso de que hablemos de alguien muy alto.

El asiento se sitúa a 950 mm del suelo, y en cuanto a la posición de los pies, queda ligeramente adelantada. Este detalle requiere una pequeña adaptación, porque si no, en algunos saltos, pueden quedar un tanto descolocados.

Prueba de la KTM 450 SX-F. Posición de conducción.

La ergonomía de este modelo, con sus 100 kilos de peso, es muy estrechita, de las más estrechas de todas; algo que te permite acoplarte muy bien a ella con naturalidad. De esa forma, la puedes manejar con facilidad y con precisión para girarla o para sujetarla simplemente, tanto en el aire como en tierra.

Resumiendo, podemos decir que, al quedar el manillar algo elevado, no llegas a colocarte en una posición muy agresiva. Tampoco en una colocación conservadora, con lo que diría entonces que se queda en el término medio.

Motor de 449 cc en la prueba de la KTM 450 SX-F

Motor de 449,9 cc

El monocilíndrico austriáco de 4 T, con culata de un único árbol en cabeza, agota al máximo el cubicaje y se presenta en el mercado con la potencia más elevada de la categoría (63 CV). Teniendo presente la carrera corta del pistón (95 x 63,4 mm), los bajos que ofrece son espectaculares, como los de un tractor. Y la decisión de montar un cambio de cuatro marchas representa un acierto.

Antes de subirte a esta 450 SX-F, puedes pensar que no vas a utilizar la cuarta, y sin embargo descubres después que tienes que emplearla bastante, sobre todo cuando el circuito está muy resbaladizo, para que el motor vaya un poco más largo y aplique sobre el terreno una tracción más progresiva.

Prueba de la KTM 450 SX-F. Vuelo en plano

Puedes entrar a una curva en cuarta y salir de ella manteniéndola, sin reducir, obteniendo una  respuesta limpia, aunque abras todo el gas, sin calarse, sin dar tirones ni protestar.

Luego, al subir el motor un poco más de régimen, desarrolla una buena respuesta en medios, aunque la verdad sea dicha que no llega hasta el punto de destacar. Lo que sí destaca son los bajos.

Prueba de la KTM 450 SX-F. Lateral del motor

En cuanto a la parte más alta, empuja con contundencia, desde luego, aunque tampoco se puede decir que sorprenda.

La moto en general te pide que cambies a la marcha siguiente, en lugar de estirar la que llevas, porque el tren delantero es muy ligero, y lo sientes flotar cuando llevas el motor muy arriba. En cambio, si pasas a otra marcha, el motor desarrolla una buena tracción, empuja mucho, y al mismo tiempo la rueda delantera se siente más aplomada.

Derrapada en el peralte durante la prueba de la KTM 450 SX-F

Embrague

El tacto del embrague en las KTM tiene la mejor fama, y el de esta 450, que emplea sistema multidisco DDS en baño de aceite, no desmerece.

La verdad es que funciona súper bien, siendo la única moto en su categoría que se acciona mediante sistema hidráulico. El tacto se siente muy blandito, y además puedes regularlo con mucha precisión.

Prueba de la KTM 450 SX-F. Manillar.

Cambio de 4 marchas

Se siente muy suave, muy preciso y también muy sensible. Basta con que lo toques un poquito la palanca para pasar a otra marcha, tanto hacia arriba como hacia abajo.

Por otro lado, las estriberas también acompañan al buen manejo de las palancas, gracias a su excelnte diseño, con un apoyo y un agarre excelentes.

Prueba de la KTM 450 SX-F. Perfil izquierdo.

Parte ciclo de esta KTM

Esta 450 SX-F monta un chasis de acero al cromo molibdeno, con el clásico diseño de doble cuna, que hace un reparto de masas bastante genuino, sintiéndose en algo así como un 70% para la parte trasera y el 30 restante para la delantera.

Con una partición así, hablamos de una moto que, como hemos comentado, te pide ir cambiando marchas para facilitar una conducción más precisa con la tracción del tren trasero.

Una curva con la KTM 450 SX-F 2020

Haciendo curvas con la SX-F 450

Con un ángulo de dirección de 63,9º, esta KTM se muestra muy rápida girando, debido a la llamativa ligereza del tren delantero. De esa manera, resulta muy fácil meterla en la curva.

Por otro lado, sin entremos frenando en el viraje, la moto aún queda algo apoyada atrás, en lugar de picar totalmente hacia delante, como hacen otras.

Una curva cerrada con la KTM 450 SX-F 2020

Es su forma particular de girar. y a pesar de ello, resulta rápida entrando a la curva.

Muy posiblemente influyan en este aspecto tanto la colocación, lo más baja posible, de ambos radiadores, como el cigüeñal situado muy próximo al centro de gravedad.

En un peralte con la KTM 450 SX-F 2020

Los peraltes con la 450 SXF

En cuanto al paso por curva en sí, por ejemplo, por un peralte largo, sí que se siente aplomada, con el tren delantero quieto, sobre todo si conduces puesto en pie. Percibes la sensación de que la moto va más por el suelo, sobre todo si llevas puesta una marcha larga, porque, con ellas, la moto va mejor en general.

Y es que volvemos una vez tras otra a lo mismo: es cuestión de ir cambiando al trantrán, porque no compensa subir el motor al máximo de revoluciones.Prueba KTM 450 SX-F. Disco delantero.

Los frenos de la KTM SXF 450

Con un disco wave de 260 mm delante y otro de 220 detrás, la frenada es excelente, y al montar unas manetas cortitas, yo, que tengo la mano pequeña, puedo cogerla con un solo dedo.

Con el terreno seco y duro, como estaba en la prueba, la moto frena muy bien en general, con una retención muy dosificable, tanto delante como detrás.

Prueba KTM 450 SX-F. Controles electrónicos.

La electrónica de KTM

Esta 450 SX-F cuenta con control de salida, la selección de dos mapas de potencia y un control de tracción. La primera duda que tenía delante es comprobar si se percibe mucha diferencia entre los dos mapas de potencia que ofrece esta 450 SX-F.

Desde luego que sí. Con el mapa más agresivo, la moto resulta más difícil controlar en un terreno duro. Pero, con el modo menos reactivo seleccionado, o incluso con el control de tracción activado, la centralita no te deja subir mucho de vueltas, y la moto fluye bastante mejor sobre terrenos muy secos y muy duros

Podemos decir entonces que para ese terreno duro el mapa más agresivo con el control de tracción activado sería una buena combinación; mientras que si el terreno está muy resbaladizo, muy pesado, como lo encuentras con el barro, pues el modo más suave con el control de tracción resulta ideal.

Prueba KTM 450 SX-F en plena aceleración.

Por otro lado, el control de tracción no corta la tracción, sin más, cuando la rueda desliza, sino que deja derrapar algo. Ahora, cuando sales con mucho gas de una curva, no permite que la moto se revolucione mucho, hasta el punto de cruzarse.

También hay que darse cuenta de que cuando el terreno está resbaladizo, la rueda puede deslizar sin tracción, sin avanzar, aunque sea en vertical, con lo que pierdes tiempo. Esto lo evita también el control de tracción, consiguiendo por sí solo una aceleración óptima.

Prueba KTM 450 SX-F y sus suspensiones.

Las suspensiones de la KTM 450 SX-F

Al hablar de la geometría y de la sensación en marcha, ya hemos adelantado algo sobre el comportamiento que muestran las suspensiones, con una horquilla muy ligera, que ofrece 310 mm de recorrido y que monta barras de 48 mm.

Esta horquilla de aire muestra una diferencia de tacto con el amortiguador. El tren trasero va bien apoyado en todo momento, siempre prácticamente el mismo; mientras que la característica más destacada de la horquilla es que desarrolla un comportamiento algo diferente cuando pasa de estar fría a alcanzar su temperatura de trabajo.

Prueba KTM 450 SX-F y sus suspensiones antes de aterrizar.

Explicándolo más al detalle: Cuando está fría, por ejemplo al bajarla del remolque, se siente más seca, y lo mismo ocurre durante la primera vuelta, o quizá la segunda. Esta diferencia se aprecia particularmente al pasar por zonas rizadas. Ahí sientes cómo el amortiguador (WP XACT DDS con 300 mm de recorrido) absorbe todo, copia perfectamente atrás, mientras que delante no lo hace totalmente cuando está fría.

Luego, a medida que trabaja, la horquilla se va suavizando, desde luego que sí, aunque siempre queda una pequeña diferencia con respecto a la parte trasera, que se lo come todo.

Por otro lado, la presión recomendada por KTM para la horquilla es de 9 kilos, y en el caso de que algún usuario llegue a rodar con un ritmo francamente alto, son 9,2. Pero cuando subes más todavía la marcha, hasta un nivel de competición, para entendernos, evidentemente, la variación de comportamiento también se aprecia por arriba, si se calienta mucho. Hasta el punto de que, en el caso de ir verdaderamente fuerte, puede llegar a sentirse blanda.

Prueba KTM 450 SX-F. Aterrizaje.

Lo cierto es que KTM emplea una horquilla de doble cartucho en sus equipos de alta competición, para sus pilotos oficiales. Pero para el caso en el que monta de serie esta WP XACT AER resulta válido, cumple a la perfección para cualquier aficionado.

Efectivamente, para quien hace tandas en el circuito, sin competir, es muy difícil que llegue a sentir blando el tren delantero, y por otro lado, se encontrará con el con el comportamiento general de una moto que monta una horquilla muy ligera.

Prueba KTM 450 SX-F 2020. Horquilla WP.

Si subiéramos un escalón, para hablar de un piloto junior, que va a competir en campeonatos locales, pues la manera de llegar a una mejor puesta a punto es “hacer la horquilla”, o montar una del tipo doble muelle. También puede inyectarle nitrógeno, en lugar de aire, porque se trata de un fluido que mantiene su densidad más estable frente a la temperatura.

Para cerrar el capítulo de las suspensiones, nos faltan los saltos. Ahí no se le pude hacer ni un solo reproche a la horquilla. Tanto al comprimirse en los despegues como en los aterrizajes, hace una recepción impecable. Es algo que he podido comprobar en algunos planos que he hecho más allá de la meseta.

Prueba KTM 450 SX-F 2020. Asiento.

Complementos de la KTM 450 SX-F

El contador de las horas de uso representa un sencillo detalle a señalar. Es el único modelo de la categoría que lo incorpora de serie. Y es que, en las motos que te entregan sin él, tienes que montarlo para poder controlar la vida del motor.

Además, en esta KTM, aunque tengamos que desmontarlo porque, por ejemplo, se nos haya roto, cuando conecten la máquina del servicio oficial, nos va a dar el tiempo real de uso que tiene la moto, sin la posibilidad de trucarlo y a prueba de jáquers. Aunque, claro está, al montar uno nuevo, lógicamente empezará a contar desde cero.

Prueba KTM 450 SX-F 2020. Puño del gas.

Mejorable

El béndix gira si se pulsa el botón de arranque por error, cuando el motor está en marcha. Esta situación no entraña, en principio, una complicación reseñable; pero bien es cierto que también resulta fácil de eludir hoy día mediante cualquier clave electrónica.

Prueba KTM 450 SX-F 2020. Perfil derecho.

Precio de la ktm 450 sx f 2020

Precio stock de 10.240 €

Opinión sobre la KTM SX-F 450

Un modelo diseñado para todo aficionado que vive el motocross con la máxima pasión, disfrutando de las sensaciones más intensas durante cada tanda libre que completa en el circuito.

Prueba KTM 450 SX-F 2020. Caballito

Una moto con un motor superlativo, que desarrolla su máximo potencial gracias a un cambio de cuatro marchas perfectamente escalonado, transmitiendo al suelo su mejor tracción, gracias a la gestión electrónica que pone en juego la centralita montada por KTM.

Una 450 ligera y estrecha, en su buque insignia de la marca austriaca en el cross, que se adapta a nuestro físico para interpretar el baile mejor sincronizado en tierra, a todo gas, lo mismo que las figuras más plásticas recreadas en cada vuelo.

En definitiva, una fantástica base para que nuestro bicampeón, Jorge Prado, dé el asalto al cetro de la categoría reina en esta temporada 2020.

Preguntas recurrentes sobre la 450 sx f

✍ ¿Cuantos caballos tiene la KTM 450 SX-F ?

El modelo 2020 tiene 63cv es simplemente la moto de cross más rápida en los circuitos. Por si te interesa, la cilindrada es 449.9 cm³

✍ ¿Cuanto cuesta el modelo 2020 ?

El precio sale por 10.240,00 € aunque si le ponemos alguna que otra powerpart se subirá un poco de precio.

✍ ¿Cuanto pesa una ktm 450?

El peso SIN COMBUSTIBLE es de 100kg

✍ ¿Cuanto aceite lleva la 450 sx f?

El manual marca 1,2L aunque siempre que cambies el filtro de aceite debes echar un poco más, no obstante te recomendamos siempre acudir a servicio oficial.

Ficha tecnica KTM SXF 450 2020 
ARRANQUEArranque eléctrico
CAMBIO4 marchas
CARRERA63.4 mm
CILINDRADA449.9 cm³
DIÁMETRO95 mm
EMBRAGUEEmbrague multidisco DDS en baño de aceite, sistema hidráulico Brembo
EMSKeihin EMS
ESTRUCTURAMotor monocilíndrico de 4 tiempos
ALTURA DEL ASIENTO950 mm
ALTURA LIBRE AL SUELO370 mm
ÁNGULO DE DIRECCIÓN63.9 °
CADENA5/8 x 1/4"
CAPACIDAD DEL DEPÓSITO (APROX.)7 l
DIÁMETRO DEL DISCO DE FRENO DELANTERO260 mm
DIÁMETRO DEL DISCO DE FRENO TRASERO220 mm
ESTRUCTURA DEL CHASISTipo de doble cuna central, acero 25CrMo4
FRENO DELANTEROFreno de disco
FRENO TRASEROFreno de disco
PESO READY TO RACE (SIN COMBUSTIBLE)100 kg
RECORRIDO DE SUSPENSIÓN DELANTERA310 mm
RECORRIDO DE SUSPENSIÓN TRASERA300 mm
SUSPENSIÓN DELANTERAHorquilla invertida WP XACT Ø 48 mm
SUSPENSIÓN TRASERAAmortiguador trasero WP XACT con varillas

Pruebas relacionadas

En próximos contenidos, recogeremos más pruebas off road, con una abundancia particular de las motos de motocross y enduro. Hasta el momento, hemos publicado la que os dejamos a continuación.

KTM EXC 300 TPI 2020

 

DÉJANOS TU COMENTARIO

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *