Inicio Artículos para aprender La presión de los neumáticos – Cómo controlarla adecuadamente
La presión de los neumáticos – Cómo controlarla adecuadamente

La presión de los neumáticos – Cómo controlarla adecuadamente

0

Los neumáticos de la moto son una parte imprescindible: sin ellos, ni siquiera podríamos hablar de conducirla. Por este motivo, requieren un mantenimiento básico y unas revisiones cada cierto tiempo, que para nada debemos descuidar. Revisar la presión de nuestros neumáticos una vez por semana debería ser absolutamente obligatorio, hasta llegar a formar parte de nuestras rutinas de moto. Con tan solo dedicar unos minutos a comprobar su estado, habrá una gran diferencia en cuanto a nuestra seguridad en la conducción. Desgraciadamente, muchos motoristas olvidan esta rutina, sencilla a la par que crucial,  y por ello nuestro deber es advertiros de lo imprescindible que resulta, para no saltárosla nunca.

Las motos, como bien sabemos, son muy diferentes de los coches. Para empezar, los automóviles reparten su peso entre cuatro puntos de apoyo y particularmente de una forma plana. Una moto, por el contrario, necesita de una sección redondeada para poder ejecutar sus giros. Cuando tomamos curvas, inclinamos nuestra moto, estando materialmente suspendidos gracias al aire que hay dentro de nuestros neumáticos. Si no están correctamente inflados o su presión no es la adecuada, la moto pierde manejabilidad y estabilidad.

llanta del neumático de una moto

Cómo medir la presión de nuestros neumáticos

La presión de las ruedas de nuestra moto SIEMPRE se debe medir en frío. Lo más recomendable es que dispongamos de un compresor de aire y un manómetro de buena calidad. Sin embargo, lo más habitual, eso sí, es que no dispongamos de estos elementos, y que tengamos que ir a una gasolinera para hacer la correspondiente medición. Una vez recorridos tres kilómetros, aproximadamente, los neumáticos alcanzarán su temperatura de trabajo (“estarán calientes”). Por lo que para medirlos correctamente, tendremos que esperar a que se enfríen, o también podremos hincharlos con algo más presión de la recomendada. Una vez en casa, comprobaremos la presión con un manómetro de bolsillo. Si no queda más remedio y medimos el neumático estando caliente, tendremos que reducir el valor un poco: más o menos 0,15 o 0,20 kg/cm2.

La presión adecuada de los neumáticos

SIEMPRE es la que nos recomienda el fabricante de la moto que conducimos, y que encontraremos impresas, normalmente, en un adhesivo colocado sobre el basculante, por regla general. Esto es muy importante. Puede darse el caso de que dudemos o no recordemos bien este dato; pero, por regla general:

  • las motos grandes suelen tener unos 2,2/2,4 kg/cm2 por delante y 2,6/2,9 por detrás.
  • Para una moto tipo scooter la combinación podría ser 2,0/2,2 kg/cm2 delante y 2,4 por detrás (2,8 si llevamos pasajero).

 

neumático en taller

Lo más recomendable, claro está, comprar nuestro propio manómetro de bolsillo, ya que algunos de los que ponen a nuestra disposición las gasolineras pueden fallar (de hecho es incluso probable, ya que las condiciones en las que se encuentran estos aparatos allí no son siempre las mejores). Si aun así, prescindimos de tener nuestro propio manómetro y queremos ir a un especialista para que mida la presión por nosotros, lo más aconsejable es ir a cualquier establecimiento especializado en neumáticos. En cuanto a los precios de estos manómetros varían, dependiendo del tipo que necesitemos. Uno de calidad puede costar 24 euros, aunque los encuentras por 10 o 12, para resultar, finalmente, que miden igual de bien que uno por 30.

Consecuencias de unos neumáticos sin la presión adecuada

Antes de presentaros los efectos de no llevar bien la presión de los neumáticos, hemos de advertiros de antemano que son todas negativas, y algunas pueden traer consecuencias de cierta gravedad. Por lo tanto, es sumamente importante cuidar este detalle.

  • Si la presión del neumático delantero no es la correcta, la moto tenderá a subvirar. Esto quiere decir que, cuando tomemos una curva con la moto, tenderemos a salir de ella por la reacción de la moto. También puede provocar que se cierre la dirección cuando entramos en una curva.
  • La falta de presión en el trasero es la que más se nota. Esto se debe a que perdemos estabilidad incluso conduciendo en línea recta, y que a la moto se volverá torpona, le costará mucho más tomar curvas. Tan solo unas décimas de diferencia con respecto a la buena presión son suficientes para que percibamos estos cambios para mal.
  • Una presión inadecuada de cualquiera de los dos neumáticos puede desembocar también en un reventón de la rueda. Los neumáticos sin aire tienen mucho más contacto con el asfalto, lo que provoca que ganen temperatura de una manera más rápida, haciendo que su compuesto comience a fallar, una vez que esa temperatura sea excesivamente caliente. Por norma general, los neumáticos no revientan por exceso de presión. Revientan justo por lo opuesto.
  • Aparte del riesgo de reventar, también se produce un desgaste desigual y muy prematuro, si mantenemos una presión baja durante bastantes kilómetros.

hombre comprobando la presión del neumático con el dedo

 

Cómo usar el manómetro

Para usar este aparato tan útil, debemos de tener en cuenta la escala en la que se mide la presión, que habitualmente emplea como unidad el bar. Un bar es prácticamente igual a una atmósfera. 2,4 bares significa, por poner un ejemplo, que estamos metiendo 2,4 kilos por cm cuadrado en el neumático.

Una vez hayamos medido la presión, podremos comprobar si la válvula del neumático pierde aire con algo de líquido. Si resulta que pierde aire, tendremos que apretar el obús de la válvula con una llave específica. Nunca debemos descuidar los tapones, ya que son imprescindibles para evitar que entre suciedad en la válvula.

mujer utilizando el manómetro para medir la presión de su neumático

El nitrógeno en neumáticos

El nitrógeno es un gas seco que nos ayuda a conservar la goma y los componentes metálicos del interior de las ruedas. En condiciones normales, además, los neumáticos pierden más presión. Por tanto, el nitrógeno es un componente muy demandado por los motoristas. No obstante, esto no quiere decir que el nitrógeno nos va a librar de variaciones en la presión. Tenemos que seguir, de todos modos, comprobando este dato cada cierto tiempo.

rueda de una BMW

Algunas especificaciones

Ya hemos explicado antes que la presión de los neumáticos más recomendable es la que nos indique el fabricante de la moto. Aparte de ello, existen las llamadas “presiones estándar”, que son las más comunes para los dos tipos de moto más populares: el scooter y la moto deportiva. En el caso del scooter, la rueda delantera debe de tener una presión de 1,8 kg/cm2 o bares. mientras que la trasera 2,3 kg/cm2 o bares. En cuanto a la moto deportiva, la presión de la rueda delantera debe ser de 2,3 kg/cm2 o bares y la trasera de 2,8 bares.

Las motos de campo suelen llevar neumáticos con menos presión, con el fin de facilitar el agarre en barro o en terrenos más blandos. Una moto de trial, por ejemplo, puede llevar una presión de apenas 0,5 kg/cm2 o bares, o incluso menos (aunque no conviene confiarse tanto tampoco, claro), en la rueda de atrás.

La presión de los neumáticos – Cómo controlarla adecuadamente
4.3 (86.67%) 3 votes

DÉJANOS TU COMENTARIO

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *