Inicio 🥇 Pruebas de Motos 🥇 Kymco Prueba del Kymco Super Dink 350 TCS, el urbano más grande
Prueba del Kymco Super Dink 350 TCS, el urbano más grande

Prueba del Kymco Super Dink 350 TCS, el urbano más grande

0

La marca taiwanesa ha ido extendiendo su catálogo hasta cubrir al milímetro, y a veces por triplicado, el amplio espectro que abre el mercado del scooter. Desde los 400 del Xciting, Kymco desciende un breve escalón (hasta los 320,6 cc) para ofrecernos este Gran Dink 350 TCS, que aunque próximo en cilindrada, ofrece un uso en una dirección bastante diferente, como veremos a continuación.

Prueba Kymco Super Dink 350 TCS

Cómo es la postura en el Gran Dink 350 TCS

El asiento ofrece una forma completamente anatómica para recoger nuestro trasero, que queda a una altura del suelo (810 mm) accesible para la mayoría de las tallas. El apoyo de los pies y el control en parado queda facilitado por la estrechez que muestra en la punta anterior, igual que por la ligereza general del conjunto (173 kg), con un centro de gravedad bien situado, abajo.

Perfil del Kymco Super Dink 350 TCS.

Las manos nos quedan más bien elevadas sobre la cintura, y la situación de los pies nos deja los muslos casi paralelos al suelo, lo que nos da globalmente una posición de control total para manejar este Super Dink 350 TCS en los giros y las maniobras más lentas.

En marcha con el Kymco Super Dink 350 TCS.

Cómo va el Super Dink 350 TCS en la ciudad

Es realmente el escenario donde este Kymco se mueve realmente como pez en el agua. Lo cierto es que la agilidad con la que se desenvuelve sorprende, con un volumen tan llamativo, particularmente por debajo de los 50 por hora. Para girar este Grand Dink, para abordar una rotonda o doblar una esquina, basta con un simple gesto del cuerpo, con un mero guiño al contramanillar, tal y como explicamos en este artículo,y nos lo llevaremos con nosotros como el perro bien adiestrado, sin tirar de la correa.

Para levantarlo al salir de cada viraje, ídem de lo mismo, y vuelta al paso anterior para hacer unos cambios de dirección propios de una gincana extendida sobre una línea de conos.

El escape del Kymco Super Dink 350 TCS.

Cómo va el motor del Grand Dink 350 TCS

La discreción sonora es la nota protagonista que pone música al monocilíndrico de este Kymco; para desarrollar un empuje que en el momento de salir resulta contundente, más que de sobra para dejar clavada a la jauría de coches que arranca con nosotros, en paralelo, desde la línea de cada semáforo.

 Amortiguador del Kymco Super Dink 350 TCS

A continuación, el impulso se siente lleno y progresivo hasta los 80 por hora, con una aceleración más que suficiente para moverse en cualquier circunstancia urbana, incluidos los carriles de incorporación a las circunvalaciones.

Kymco Super Dink 350 TCS llegando

Por arriba, el Grand Dink 350 TCS mantiene bien los 120 del límite a un régimen holgado, por debajo de las 7.000 rpm, con margen de progresar más que suficiente para escapar, con un golpe de gas, de los posibles tetris que los coches formen a nuestro alrededor en una autovía concurrida.

En todo el rango, este monocilíndrico se muestra suave en la entrega, incluido en el on/off del acelerador a las velocidades más bajas, con lo que todo son facilidades en una conducción que llega a resultar incluso placentera.

Parte trasera del Kymco Super Dink 350 TCS

Consumo del Grand Dink 350 TCS

Su depósito ofrece una capacidad de 12,5 litros. A lo largo de nuestra prueba, durante la que no nos cansamos de aplicar aceleraciones y cambios de ritmo continuos sobre el monocilíndrico, el consumo medio que hemos registrado se queda justo por debajo de los 4 litros a los 100 km. Con estos datos, el futuro propietario de este gran scooter ciudadano podrá contar con una autonomía suficiente para sobrepasar los 300 kilómetros.

Tapón del Kymco Super Dink 350 TCS

Vibraciones

El único pistón que mueve este Kymco es una auténtica seda en todo su régimen, tanto que en alguna de sus franjas más utilizadas llega a llamar la atención. Sólo se perciben unas vibraciones, que tampoco llegan a molestar, por encima de las 6.500 rpm, que representan unos 120 por hora, y únicamente al acelerar con todo el puño o al cortar gas, si lo hacemos también totalmente.

El Kymco Super Dink 350 TCS y su disco delantero.

La Frenada

El único disco lobulado de 260 mm se basta y se sobra para detener con seguridad el conjunto, más aun contando con el apoyo añadido del freno trasero, y su disco de 240 mm, que va más allá de esa función geométrica que mantiene el scooter horizontal durante la retención, y tira del conjunto, frenándolo con una efectividad a tener en cuenta.

Además de ello, en el primer tirón de la maneta, más aun si es aplicado por una mano inexperta con poco tacto, la horquilla responde con capacidad suficiente para absorber la inercia sin contratiempos.

En definitiva, el Super Dink 350 ofrece una frenada de lo más eficaz, que puedes perfeccionar después de leer nuestro artículo de conducción dedicado a este apartado.

Kymco Super Dink 350 TCS vista frontal en marcha

La Protección

Volvemos a tomar el Xciting 400 como referencia para decir que este Grad Dink no es tan completo, en este aspecto, como su hermano interurbano y viajero, pero también es verdad que tan sólo recorta una pizca de esa capacidad, para aportar un grado más a esa extraordinaria agilidad que muestra dentro de la urbe.

De todos modos, siempre puedes completar la protección que vamos a descubrir a continuación con un cubrepiernas como los que puedes encontrar en este artículo.

El Kymco Super Dink 350 TCS y su plataforma izquierda.

En definitiva: las piernas quedan a buen resguardo, excepto una estrecha franja de las pantorrillas, y el pecho que totalmente a cubierto, dejando el extremo de los hombros expuesto, tan sólo en casos corpulentos, como el de quien firma este reportaje. En cuanto a la cabeza, quedará tras la pantalla prácticamente hasta la frente en las tallas S, mientras que en las más grandes posiblemente el flujo del aire vaya reflectando directamente contra el casco, resultando un tanto molesto por el ruido, los días de viento.

Asiento del Kymco Super Dink 350 TCS

Bien es verdad que variando ligeramente la postura, podemos aliviarlo bastante, y bien es verdad, también, que el uso al que está destinado este Grand Dink no es precisamente, el de pasar horas a velocidad de crucero dentro de la autopista.

Sobre las manos, como ya es casi norma obligada en el mundo del scooter, quedan completamente expuestas.

Cuadro del Kymco Super Dink 350 TCS

Complementos

La instrumentación resulta completísima, un verdadero lujo de información, para tratarse de un scooter, en el que nos muestra datos tan singulares como la carga de la batería en tiempo real.

En cuanto a la iluminación, nos permite ver la carretera con una sobrada claridad, para las prestaciones que desarrolla este Grand Dink 350 TCS; y en cuanto a la señalización, está garantizada por la tecnología led, tanto para ser bien vistos cuando se nos acercan por detrás, como cuando queremos cambiar de dirección.

Guantera del Kymco Super Dink 350 TCS

Capacidades

Este Grand Dink ofrece dos generosas guanteras en el frente, que resultan de lo más prácticas para diversas actividades urbanas, ésas que exigen apearse y ponerse en marcha continuamente. Su apertura, con una puerta en dos planos, facilita el acceso a su profundidad y la colocación de los objetos.

De todos modos, siempre puedes ampliar la capacidad de carga de este Super Dink instalando alguno de los baúles que puedes ver en este artículo.

Kymco Super Dink 350 TCS. Hueco bajo el asiento

En cuanto al hueco bajo el asiento, con su luz de cortesía incluida, se extiende a lo largo de toda su longitud, ofreciendo un generoso espacio que resulta, eso sí, algo complicado de aprovechar al máximo, dada su forma. Caben muchos objetos de tamaño pequeño, e incluso mediano, pero a la hora de meter, por ejemplo, una mochila cargada, tienes que componértelas para apretarla.

Cabe bien, por otro lado, un casco integral de talla XL, pero en un scooter de esta categoría, con la comodidad que ofrece al pasajero, se echa de menos la posibilidad de guardar dos cascos que, siendo abiertos, sí se pueden acoplar para que quepan.

 Estribera del pasajero en el Kymco Super Dink 350 TCS

El Pasajero en el Kymco Gran Dink 350 TCS

De auténtico lujo se puede catalogar tanto el espacio como el confort que ofrece este scooter para nuestro acompañante.

Lo podemos llevar como a un ministro sobre dos ruedas, con una plaza extensa como pocas, unas asas generosas, que se extienden a lo largo de los costados, y unas estriberas desplegables con una anchura y un mullido de la goma acorde con el excelso confort que ofrece el resto de la plaza.

El control de traccion del Kymco Super Dink 350 TCS

El TCS

Un extra de lo más interesante, que vendrá de perlas a los motoristas más expertos, pero también más despistados y confiados, así como a todos los usuarios noveles que opten por esta práctica forma de moverse a diario dentro de la ciudad, lo mismo que en sus alrededores.

Un elemento muy útil que salvaguarda nuestra seguridad en un escenario más hostil para las dos ruedas de lo que muchos tiene conciencia.

Retrovisor del Kymco Super Dink 350 TCS.

Rejillas de metro, juntas de dilatación, pintura de pasos de peatones, asfaltos pulidos en algunas rotondas por el exhaustivo desgaste del tráfico más intenso, suciedades inesperadas… Todo eso en seco, bajo la lluvia, no hace falta explicar más. El control de tracción, desconectable mediante un botón de la piña izquierda, no es la Mano de Dios, desde luego, pero reduce la posibilidad de derrape en plena aceleración hasta casi anularla.

Frontal del Kymco Super Dink 350 TCS.

Mejorable en el Super Dink 350 TCS

El ABS interviene con una efectividad sobresaliente en el tren delantero; mientras que en el trasero resultará un tanto intrusivo para los más exigentes, alargando la frenada algunos centímetros de más, u obligando a tirar un punto más de la maneta delantera.

Precio

Su precio es de 5.199 €, y se ofrece en los colores gris Stone, blanco puro y rojo núcleo.

 Probando el Kymco Super Dink 350 TCS.

Opinión sobre el Kymco Super Dink 350 TCS

Un scooter con una cilindrada que podemos tildar de considerable, y que sin embargo muestra una capacidad urbana proverbial, con una agilidad y una soltura para moverse entre el tráfico más denso que no se intuye al contemplar su volumen en parado.

Un modelo que además funciona de maravilla en esos trayectos interurbanos que muchos ciudadanos se ven obligados a cubrir a diario, dada la eficacia de su protección, contando con sus aptas prestaciones y teniendo en cuenta su contenido consumo.

Por último, un scooter fácil de manejar en parado, aparcando y en el garaje, cuya conducción es tan suave y sedosa que resulta un placer.

Planta del Kymco Super Dink 350 TCS

 

Scooters relacionados que hemos probado

Kymco Xciting 400 S

Preguntas más frecuentes

¿Es ágil el Kymco Super Dink 350 TCS?

Su agilidad en la urbe sorprende, después de mirar el volumen que desplaza. Se mueve con una eficiente soltura entre el tráfico más denso.

¿Cuánto consume el Super Dink 350 TCS?

Su consumo está por debajo de los 4 litros/100, lo que le da una autonomía de más de 300 kms, con los 12 litros que caben en el depósito.

¿Qué tal va en la autovía el Super Dink 350 TCS?

Compagina muy bien las calles más ratoneras de la ciudad con el tránsito por las autovías de circunvalación, y muestra una gran eficacia para los desplazamientos interurbanos diarios.

 

DÉJANOS TU COMENTARIO

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *