Inicio 🥇 Pruebas de Motos 🥇 Kymco Prueba del Kymco Agility City 125, Scooter Top Ventas
Prueba del Kymco Agility City 125, Scooter Top Ventas

Prueba del Kymco Agility City 125, Scooter Top Ventas

0

Con este modelo, la marca de Taiwan ataca el preciado cetro del campeonato urbano, haciendo una abierta declaración de intenciones, empezando por su propio nombre.

 Prueba Kymco Agility City 125 Perfil derecho

Efectivamente, con una longitud de tan solo dos metros y cinco centímetros, y un radio de giro que le permite, como quien dice, dar media vuelta sobre una moneda, este Kymco fluye como una anguila entre el tráfico más congestionado. Pero antes de leer este reportaje y para empezar a equiparte para conducir este scooter, nos permitimos recomendarte cualquiera de estas chaquetas de moto a muy buen precio.

Veamos a continuación, parte por parte, lo que da de sí esté auténtico atleta de las calles.

Prueba Kymco Agility City 125 Posicion conduccion.

Posición sobre el Agility City 125

Va totalmente en consonancia con su objetivo. Se trata de una posición de absoluto control, colocada en vertical sobre el asiento para ejecutar con facilidad los giros más cerrados y los cambios de dirección más radicales.

Prueba Kymco Agility City 125 Silueta.

El manillar, corto y más bien elevado, se queda muy cerca de nuestro vientre; mientras que nuestras posaderas se sitúan a 790 mm del suelo –una altura asequible a la mayoría de las tallas-, sobre un asiento de ergonomía perfecta tanto para sujetarlas como para ofrecer un excelente confort.

Prueba Kymco Agility City 125 Paso izquierda

Los pies se apoyan sobre la plataforma absolutamente plana y diáfana, que permite una colocación lo suficientemente atrás para ejercer el máximo control, y lo suficientemente delante para procurar una postura más relajada durante los tránsitos más largos por las circunvalaciones.

 Prueba Kymco Agility City 125 Manillar.

El Motor del Kymco Agility City 125

Una propulsión de lo más sencilla, sustentada por un monocilíndrico de cuatro tiempos y solo dos válvulas, con el clásico sistema de refrigeración mediante aire forzado.

Prueba Kymco Agility City 125 llegando.

Vemos solo 9 CV en su ficha técnica, y sin embargo no debemos dejarnos engañar; porque el trabajo realizado por Kymco sobre la inyección, el encendido electrónico y particularmente sobre el embrague centrífugo, hacen maravillas con esta discreta potencia; particularmente en las aceleraciones de 0 a 40 por hora, primordiales para escapar de la jauría rodada que arranca en cada semáforo.

Después, en la autovía, es capaz de alcanzar y mantener los 110, con un tipo de 1,91 m y 97 kilos encima, lo que le deja con dignidad en la franja media de la cilindrada.

Prueba Kymco Agility City 125 Transmision.

Cuánto vibra el Agility City 125

Este capítulo resulta ciertamente simbólico, percibiendo únicamente la sensación de que el scooter está vivo, por así decirlo, impulsado por un motor de explosión y no por uno eléctrico.

Un trabajo muy fino, el que ha realizado por Kymco para conseguir neutralizar las vibraciones hasta ese punto en un motor de un solo cilindro.

Prueba Kymco Agility City 125 tumbada.

El paso por curva del Kymco Agility City 125

Las suspensiones se soportan sobre una horquilla telescópica convencional, y un doble amortiguador trasero, y a su funcionamiento se le puede poner el calificativo de “equilibrado”.

Prueba Kymco Agility City 125 Horquilla.

Por un lado, ofrece un excelente aplomo a la hora de negociar cualquier rotonda a un ritmo bien vivo, lo mismo que los cambios de dirección tan radicales que es capaz de negociar con las pasmosa facilidad que muestra al ejecutar cualquier giro.

Prueba Kymco Agility City 125 curva derecha.

El Agility City 125 se siente firme, sólido, y bien aposentado, incluso en las curvas más rápidas que nos llevan a las incorporaciones de la autovía.

Por otro lado, la amortiguación ofrece un confort más que suficiente para sus pretensiones urbanas, todo ello en consonancia con el espumado del asiento, generoso en espesor para sus dos plazas.

Prueba Kymco Agility City 125 Disco.

La Frenada del Agility City 125

Aunque, dada su categoría, no monte ABS, el tacto de ambos frenos resulta tan dosificable que no lo hace imprescindible, a poca mano que tengamos y a medida que la adaptemos a la capacidad de parar que muestra este Kymco, y que resulta totalmente irreprochable.

Prueba Kymco Agility City 125 Escape.

En cuanto al freno delantero, con un disco de 260 mm y con su pinza de tres pistones, muestra una potencia sobrada, combinada con el tacto dosificable que ya hemos señalado.

Y en lo que respecta al tren trasero, con un disco de 240 mm, sorprende su capacidad de frenado, que va mucho más allá de la mera de mantener el scooter lo más horizontal posible, parándolo casi por sí solo en frenadas de considerable exigencia.

 Prueba Kymco Agility City 125 Hueco asiento.

Complementos de la Kymco Agility City 125

El display, discreto en sus dimensiones, ofrece toda la información que necesitamos con suficiente claridad, incluso sufriendo una presbicia de 2,5 dioptrías.

Prueba Kymco Agility City 125 Frontal.

Los retrovisores

Representan un elemento crucial en esta categoría. Los de este Agility ofrecen un panorama lo suficientemente amplio de lo que se nos acerca por la retaguardia.

Prueba Kymco Agility City 125 Estribera.

El caballete central

Un elemento que va más allá de resultar un recurso interesante, aparece casi como un lujo en un scooter de este precio. El del Agility City se muestra absolutamente estable, además lo eleva con un accionamiento muy fácil, sea cual sea el tamaño y la fuerza de su futuro propietario.

Prueba Kymco Agility City 125 Guantera.

Guanteras

La descubrimos tras el escudo. Equipa en su interior una toma USB, casi obligada hoy día; y el hueco bajo el asiento, dada la particular arquitectura de este modelo, da de sí únicamente el espacio justo para albergar un casco jet, más una chaqueta de tamaño y grosor moderados.

Prueba Kymco Agility City 125 Asiento.

El pasajero en el Agility City 125

Por último, detalles como las estriberas escamoteables para el pasajero, que se despliegan mediante un resorte, tras pulsar un botón, muestran este modelo fuera del escalón mercantil en el que se tiene presente el bajo coste como único objetivo.

Prueba Kymco Agility City 125 en marcha.

Lo mismo ocurre con el espacio que le reserva su asiento y con la calidad que muestran el tacto tanto de los plásticos como de la pintura.

Prueba Kymco Agility City 125 Piña.

Mejorable

Para hacer mejor frente, o superar a la competencia, sería interesante, si fuera posible, que Kymco rediseñara el espacio que queda bajo el asiento, ganando algunos centímetros cúbicos.

 Prueba Kymco Agility City 125 Postura.

Precio del Agility City 125

Kymco vende este 125 en sus concesionarios por 2.299 euros.

Prueba Kymco Agility City 125 Planta.

Opinión del Kymco Agility City 125

En definitiva, un auténtico campeón de la ciudad, como apuntábamos al principio y haciendo honor a su propio nombre, con una aceleración suficiente para escapar de la jauría automovilística en cada semáforo, además de una estabilidad y una frenada sobradas, para las prestaciones que desarrolla.

Prueba Kymco Agility City 125 Giro.

Su facilidad de manejo y su confort lo mantendrán, a buen seguro, en la categoría de superventas, ya que satisfará las necesidades de un amplio espectro de usuarios, empezando por los que carecen del carné de moto, y llegan a las dos ruedas directamente desde el coche.

Prueba Kymco Agility City 125 Tapon.

Pruebas relacionadas

Como siguiente escalón, después de la categoría de 125, os proponemos estas dos 350.

Piaggio Beverly 350 Police

Kymco Super Dink 350 TCS

Prueba Kymco Agility City 125 Urbano.

Preguntas frecuentes

¿Es cómodo el Agility City 125?

Dentro de su orientación, eminentemente urbana, resulta un scooter muy cómodo.

¿Cómo protege de la lluvia el Agility City 125 ?

Pues por la misma orientación urbana, claramente, no puede ofrecer la protección de un scooter más grande y del tipo GT. Sin embargo, las piernas quedan prácticamente al resguardo, gracias al escudo y al espacio de la plataforma corrida.

DÉJANOS TU COMENTARIO

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *