Inicio Motos con espíritu BMW R1200GS Adventure: El Espíritu de los Mil Usos
BMW R1200GS Adventure: El Espíritu de los Mil Usos

BMW R1200GS Adventure: El Espíritu de los Mil Usos

4

Entre unas cosas y otras, han sido más de dos mil kilómetros con la gs 1200 Adventure por carreteras de montaña, alta montaña, a través de largos tramos de autovía, por tierra, también, y por una mera carambola, incluso en un circuito de velocidad; además, está claro, de unos cuantos tramos urbanos, con algún atasco incluido y con la circunvalación cargada de tráfico. Bajo el sol, con la lluvia arreciando y bajo un manto de estrellas, también.

BMW R 1200 GS Adventure Pirineo francés

Una prueba en tantos escenarios y con tantas condiciones, que nos ha llevado a darle este título - Twittear

Posición en la BMW GS 1200 Adventure 2016

La postura sobre la BMW gs 1200 Adventure es totalmente trail. Con el tronco bien erguido, los pies se sitúan en el punto intermedio, ni delante ni atrás, y también abajo para permitir una conducción puestos en pie de lo más natural, con una ergonomía muy útil, incluso para hacer largas travesías en esta posición, al sentir la concavidades del depósito como apoyo de las rodillas, así como de control de la propia moto, presionando a un lado y a otro para facilitar los giros más lentos.

BMW R 1200 GS Adventure en ruta

Por otro lado, la amplitud del asiento, permite jugar con la posición del trasero, desplazándolo hacia atrás, por ejemplo, para una conducción un punto más deportiva, y hacia adelante para dejar caer el tronco hacia atrás, colgando los brazos del manillar, en cierto modo, al estilo custom, y de esa manera mitigar el cansancio; y también el tedio, en algunos de esos tramos de autovía que se hacen interminables.

BMW R 1200 GS Adventure chinchón

La BMW Adventure 1200 y su Altura

“Tomás, ésta es tu moto”. Con mi 1,91, es el comentario que he escuchado a mis amigos y conocidos cuando me han visto llegar subido a la BMW 1200 Adventure. Mi punto de vista es que se trata tan sólo de una cuestión estética, porque lo cierto es que me encuentro muy a gusto montando sobre infinidad de motos; aunque en el caso de alguna de ellas me cargue, directamente, la foto que me vayan a hacer conduciéndola. Esto mismo puede servir para muchos motoristas que sin ser tan altos pueden encontrarse en una bmw GS Adventure 2016. Me viene muy a mano ahora el ejemplo del magnífico, y ya desaparecido, Gaston Rahier, a la sazón, Campeón del mundo de motocross en el 75, 76 y 77, y que con su exigua estatura, se impuso, además, en el Dakar del 84 y del 85 con una R 80 GS preparadísima y descomunal, predecesora de esta BMW 1200 Adventure actual.

BMW R 1200 GS Adventure altura

De todos modos, entre el 1,91m de un servidor y la prodigiosa capacidad de aquel genial belga, se extiende una franja que puede abarcar a un buen número de motoristas, compensando con la altura una limitada pericia o con la habilidad una discreta estatura.

En definitiva: son muchos más de los que pueda presumirse en un principio los que pueden disfrutar de esta magnífica moto, porque lo mismo que ocurre con el peso, la altura de la BMW 1200 Adventure deja de intimidar en cuanto te subes a ella y te pones en marcha, por las facilidades y la docilidad que muestra en el momento en el que te afianzas en su asiento, aunque ya sé que por mi tamaño no soy el que pueda ofrecer la mayor credibilidad al afirmarlo.

BMW R 1200 GS Adventure Chichon frente

BMW R 1200 GS Adventure: El Motor

El punch del nuevo motor bóxer vuelve a sorprenderme, después de haber probado ya toda su gama LC. Al ralentí y con el cabeceo, cada vez más disimulado, del primer golpe de gas en vacío, se siente un bóxer; pero cuando enroscas el puño de verdad para salir catapultado, a mí personalmente, me recuerda el genio destemplado de otro bicilíndrico: el motor en ele de mayor genio del mercado, por tradición y por pura genética. Es más, me gustaría ahora volver a probar la trail de Bolonia, a tomar de nuevo sus referencias, porque con este nuevo bóxer ya no se antojan ni tan contundentes ni tan estratosféricas como en mi primera toma de contacto.

BMW R 1200 GS Adventure en ruta

La cuestión es que, como le busques las cosquillas a este nuevo motor boxer, con el desarrollo de la  bmw Adventure 1200, se pone de manos.

Bien. Veamos ahora el comportamiento de la BMW 1200 GS Adventure en todos los escenarios posibles…, los imposibles quedan para los grandes aventureros de la moto.

La BMW 1200 GS Adventure en Ciudad

Se preguntará el lector qué posibilidades puede ofrecer un caballo semejante dentro de la urbe. Pues la verdad sea dicha que mucho más de lo que aparenta. Su radio de giro, próximo al de una moto de trial (no trail), el bajo centro de gravedad -mucho más bajo de lo que pueda aparentar su estatura-  y la sorprendente agilidad que ofrece a baja velocidad, a pesar de su volumen y peso (223 kg), amplían su capacidad de maniobra entre el tráfico más denso. Ni que decir tiene que las maletas limitan su paso por los espacios más angostos, pero, una vez desmontadas y dejando incorporado el cofre trasero para el equipaje diario, la BMW 1200 Adventure R pasa entre los coches con mayor facilidad que otras motos más bajas –en realidad, casi todas-, ya que su manillar lo hace a una altura diferente a la que se sitúan los espejos de los coches.

BMW R 1200 GS Adventure Detalle ciudad

Comportamiento en Autovía de la GS 1200 Adventure

Un hábitat en el que las maxitrail han ganado el terreno, al menos en número de ventas, a las motos que por pura genética deberían de ser las reinas absolutas de las largas travesías en este medio: Las Gran Turismo. La bmw 1200 Adventure se adapta a este medio, anti natura para el motorista vital, con la capacidad de un soldado de élite sobre el terreno de la misión encomendada. Así es, pero debemos de hacer un alto en este apartado para hablar de la protección que ofrece la BMW gs 1200 Adventure.

BMW R 1200 GS Adventure Detalle pantalla

La pantalla transparente es regulable en marcha gracias a una palomilla de pomo ancho, y con sus vías y sus formas deflectoras, consigue mantener el abrigo del viento una superficie más extensa de nuestro pecho que la de la propia pantalla, llegando a ser completa en los sujetos menos corpulentos y casi completa para alguien de más de cien kilos, como el caso de un servidor.

Las formas del depósito, además de servir de apoyo para las rodillas en la conducción erguida, se ofrecen como un magnífico resguardo para los muslos y para las pantorrillas, alcanzando hasta la línea más elevada del tobillo. Las manos quedan protegidas, también, aunque no totalmente, como suele ser norma en los cobertores trail para nuestras extremidades más sensibles.

Y así fue, cuando el vuelto de un pájaro entró en pérdida con las turbulencias de la BMW 1200 Adventure sobre la autopista y fue a estrellarse contra el pulgar del acelerador. Resumiendo, una protección casi completa que sin embargo deja un contacto libre del viento con los hombros que mantiene una sensación pura de moto tras el manillar, y no, por ejemplo, la de un coche descapotable.

BMW R 1200 GS Adventure Detalle sin maletas dcha

El control cruiser termina por ajustar la velocidad de la BMW 1200 Adventure a los límites marcados, para evitar que se nos durmiera la mano derecha con el paso de los kilómetros y que, además, con las prestaciones del boxer LC, nos meteríamos con mucho y con facilidad en el doloroso terreno de las sanciones.

La autonomía, con una capacidad de 30 litros en el depósito (4 de reserva), es muy variable, como ya se podrá imaginar el doctor, fluctuando, en atención al consumo, mucho más que en cualquier otra moto.

BMW R 1200 GS Adventure tumbada

Comportamiento de esta BMW en Carretera de Montaña

A pesar de que su aspecto nos diga algo bien diferente, este escenario representa casi un pequeño principado para la BMW GS 1200 Adventure. Sus formas mastodónticas han representado más de una humillación para algún que otro gallito entonado a los mandos de una moto mucho más deportiva, porque lo cierto es que la 1200 gs Adventure de bmw se mueve con tal soltura y con tal naturalidad por los tramos más retorcidos de la montaña, que fluye por la carretera con la carente regularidad con que se produce un derribo de dominó. Su juego de cintura, prodigioso con el apoyo de su centro de gravedad, la postura de dominio absoluto y la sencillez que da la amplitud del manillar a cada giro para entrar en el siguiente viraje, no es que haga de la BMW 1200 Adventure una moto imbatible, pero sí la convierten en la moto más fácil y resuelta de conducir en un escenario así, por increíble que parezca.

BMW R 1200 GS Adventure detras

Bajo la Lluvia las motos van …

“Como pez en el agua”, es una frase que pierde por completo su carácter tópico para convertirse, en el caso de la Aventure sobre el asfalto mojado, simplemente, en una pura realidad. La sensación de control sobre la situación que transmite este soberbio modelo es total, tanto que conducir sobre mojado puede resultar de lo más divertido, olvidándote incluso de la marca y modelo de los neumáticos que calces, esto no ocurre con otras motos.

Esa sensación de dominio te va transmitiendo una confianza tal que en algunos momentos tuve que recordarme: “¡Tomás! Que el suelo está mojado. Fíjate bien, ¡que está mojado!”, porque en algunas curvas iba a tirarme con la misma determinación, con el mismo impulso que si condujese en seco.

BMW R 1200 GS Adventure detras campo

El modo “Rain” facilita las cosas más todavía de lo que la Adventure 1200 de bmw, genéticamente, ya ofrece, suavizando la entrega de potencia sin restar ni un caballo. Lo cierto es que el motor se siente lleno, pleno y también con un empuje constante, sin un solo pico. En cuanto a las suspensiones, más de lo mismo, el modo “Rain” las adapta a las condiciones de lluvia; tal vez ése fue un componente más que me animara a tirarme en cada curva mojada con la BMW GS 1200 Adventure con las misma ganas que si estuviera seca.

Prueba en el Circuito de la BMW R 1200 gs Adventure 2016

Por razones que no vienen al caso, tuve la oportunidad de hacer una tanda libre sobre una BMW 1200 Adventure en el trazado de Albacete. Una circunstancia insólita que le viene a un servidor que ni al pelo para hacer una prueba extrema del apoyo, del aplomo y también de la inclinación extrema de la BMW 1200 Adventure, además de fijar hasta qué punto tiene sentido la leyenda que la BMW 1200 Adventure ha forjado sobre las carreteras reviradas.

BMW R 1200 GS Adventure Detalle sin maletas dcha

La tumbada de esta maxitrail puede ser sencillamente brutal, para dejar boquiabierto al más escéptico y difícil de imaginar para el más crédulo. Además de eso, los cambios de dirección, yendo a un ritmo muy serio en el circuito, pueden ser de auténtico vértigo, porque no debemos de olvidar que el arco que describe nuestra cabeza cuando tumbamos con una moto tan alta es enorme, comparado con el que trazamos agazapados tras los semimanillares de una deportiva.

Ya conocía muy bien esta moto, antes de esta experiencia digamos extrema, sin embargo, todo lo que desarrolló sobre la pista me dejó absolutamente perplejo. La deslizadera, no es que rozara en todas las curvas, sino que debía de recoger la rodilla al paso por el ápice de cada una de ellas, al tiempo que echaba la cabeza, completamente fuera de la pantalla transparente y tiraba el codo al interior, apuntando al asfalto, para ver pasar el piano verdaderamente cerca.

BMW R 1200 GS Adventure Sin maletas izquierda

Terminé con esa electrizante sensación que transmite una moto cuando sientes cómo la rueda trasera se va cruzando poco a poco a medida que abres absolutamente todo el gas. Tuve que parar, evidentemente, una o dos vueltas antes de acabarme la tanda, porque la excitación sobre la Adventure 1200 de bmw, curva tras curva, me había llevado a uno de esos calentones con los que traspasan con mucho la línea de lo razonable, más aun con una moto prestada.

BMW R 1200 GS Adventure sindrome m

El Síndrome Mc´Gregor

Durante esta variada prueba sobre la BMW 1200 Adventure, hice varios kilómetros por diferentes escenarios ataviado con una chaqueta de moto, sí, pero de corte civilizado, más “de vestir”, como se suele decir, y con un casco integral de carretera, además, de perfil deportivo. Incluso hice algunos recorridos urbanos calzando zapatos, también de vestir. Durante aquellos trances, no es que sintiera la Adventure gs 1200 de bmw y su impresionante motor como una cabra en un garaje, pero quedaba bien a las claras que no estaba conectado con el auténtico espíritu, el verdadero gen de esta soberbia moto, contenido, ni más ni menos que en su propio nombre.

Así es que hice caso a los sabios apuntes que mi compañero en otros medios -y sin embargo amigo- David Navarrete vertió en uno de los programas de radio al que invitamos en Canal Moriwoki:”Yo procuro vestirme con el equipo acorde con el modelo que voy a probar para entenderlo mejor y representar así el papel correspondiente a su motorista”, decía el bueno de David.

BMW R 1200 GS Adventure sindrome imagen

Y así, ni corto ni perezoso, tomé el casco off road de la estantería, con su visera lanzada hacia el frente y con las gafas de cross ya acopladas; saqué del armario la chaqueta bicolor, con un corte y reparto cromático que recuerdan a la propia que BMW ofrece en su boutique.

Me puse la chaqueta y me enfundé el casco. Me subí a la BMW 1200 Adventure y ¡Oye! Nada más arrancar y meter la primera…, no sé si será por esa fantasía que permanentemente preside mi mente -seguramente que sí- pero el caso es que me sentí iniciando una larga e intricada aventura mientras abandonaba las calles de mi barrio. Me sentí Mc Gregor, simpático personaje al que conocí en Garmich, con motivo de la reuniión anual de BMWs GS de 2010. Sí, me sentí como Mc Gregor partiendo desde las calles vecinales que me ven día a día, dejando atrás unos amigos, un hogar, una familia…, una vida, para emprender una larga e intrincada travesía por…

Lo siento. Discúlpeme el lector, pero, en este caso, la bmw Adventure 2016 ha catapultado demasiado lejos mi fantasía.

BMW R 1200 GS Adventure subiendo

Prueba Off Road BMW 1200 Adventure

Al entrar en la tierra desplazando un volumen tan aparatoso en apariencia, la BMW 1200 Adventure encoge y encoge, hasta convertirse casi en una trail monocilíndrica. Me recuerda, sólo en cuanto al balanceo de la moto a un lado y al otro, y en cuanto a la conjunción con la contundente patada del motor, a las carismáticas Husqvarna 610T contra las que competí a principios de los noventa.

Una vez metidos en faena con esta BMW 2016, hay dos elementos que no debemos olvidar al hacer una conducción off road. Por un lado, si tenemos una mínima experiencia en la práctica del enduro, nuestra propia inercia y la misma invitación que nos hace la BMW 1200 Adventure, en cuanto hayamos asumido ese efecto mágico por el que su peso se disipa, nos empujarán hacia senderos intrincados, senderos que casi siempre nos guardan pasos angostos donde la magia de la BMW 1200 gs Adventure, evidentemente, no puede adelgazar de repente su extraordinaria anchura.

BMW R 1200 GS Adventure en campo

Por otro lado, si hemos sido, o seguimos siendo, aficionados al cross, la conducción de la BMW gs 1200 Adventure, tan suelta y tan sorprendentemente natural sobre la tierra, nos va a llevar a tirarnos contra cualquier talud con forma de peralte que nos salga al paso para cambiar de dirección en un suspiro, aprovechando ese maravilloso efecto de catapulta que ejercen la reacción de las suspensiones al recuperar en un impulso todo su recorrido. En ese momento, nuestro instinto de conducción nos va a llevar a sacar la pierna echando el pie hacia delante. Craso error, porque toparemos con el cilindro correspondiente y, a menos que calcemos botas de cross, nos llevaremos un buen golpe justo en el mismísimo término medio de la espinilla.

En las zonas más complicadas, el sorprendente radio de giro, que hemos mencionado para la ciudad, facilita aun más las cosas, salvando piedras y obstáculos en los momentos más apurados, incluso pie a tierra. Si quieres ver otra prueba de este tipo, aqui te dejamos cuando probamos la Ducati Multistrada 1200 Enduro

BMW R 1200 GS Adventure detras campo sin

En los tramos más rápidos y divertidos, el modo “enduro” restringe la intervención del control de tracción, permitiendo cortas derrapadas; además, el ABS trasero desconectable facilita el giro en las curvas más lentas de una pista, cruzando la BMW 1200 Adventure a nuestro gusto.

En cuanto al posible reparo que se llegue a sentir por meter una moto tan cara en el campo, las defensas, diseñadas hasta el punto de dejar acorazadas sus partes más vitales, contribuyen lo suyo para mitigarlo; y es que, en una caída lenta, una de ésas tan corrientes en las que finalmente tenemos que ceder para dejar que la moto se pose en el suelo, o contra la pendiente, el cuerpo de la BMW gs 1200 Adventure se apoyará sobre esas defensas en la inmensa mayoría de las ocasiones.

BMW R 1200 GS Adventure Detalle lateral

Otro punto extra a añadir en la forma enduro, es que la pantalla regulable de la BMW gs 1200 Adventure nos permitirá hacer tramos de autopista con toda comodidad, yendo equipados con un casco off road. Podemos buscar, subiendo y bajando esa pantalla, un efecto aerodinámico de acoplamiento entre la protección de la moto y la visera del casco, fluyendo el aire justo por la superficie superior de esta última para deslizarse por detrás con la misma suavidad y sin más turbulencias que con un casco integral de carretera. De esta forma, quedaremos al resguardo que el fuerte viento a alta velocidad ejercería sobre el frente del casco off road, sobre su mentonera, sobre sus gafas y sobre todo por debajo de la visera, sometiendo a nuestro cuello a un fuerza constante y muy molesta.

Rematando el comportamiento off road, las estriberas dentadas, lo mismo que la base de la palanca de freno, afianzan una posición de lo más natural, conduciendo completamente de pie de una forma relajada, dentro de lo que cabe, sin un detrimento notable de la comodidad en la gran ruta o en la autopista.

BMW R 1200 GS Adventure Detalle cardan

Neumáticos Michelin Anakee 3 en la BMW gs 1200

Son los que calzaba la unidad de prensa, cumplen como un magnífico neumático sobre buen firme y asfalto de excelente agarre, como un buen neumático para el suelo mojado, y de lo mejor para las carreteras en mal estado, o carreteras rotas. En tierra, mientras que sea dura y con poca arena, cumplen el trámite de atravesar el tramo, y si encontramos surcos o badenes, también; pero si la tierra está muy suelta o con poco más de medio palmo de arena encima, flotan sobre ella, derivando el tren delantero y escarbando el trasero, al aplicar su tracción, con mucha facilidad, comprometiendo mucho nuestra estabilidad, si no tenemos un buen dominio, por no decir excelente, de la conducción off road, y es que no es para menos, con la profundidad del dibujo que grava la banda de rodadura de los Michelin Akcc. No existe el neumático que cubra todas las posibilidades de una Maxitrail como la BMW gs 1200 Adventure, y desde luego me quedo con las ganas de probarla montando unas cubiertas de taco abierto.

BMW R 1200 GS Adventure Detalle telelever

La sensibilidad del Telelever

No estamos hablando de una moto de trial, donde poner el pie en el suelo al negociar un paso complicado tiene una trascendencia sumando 4 puntos de penalización; tampoco hablamos de una moto de enduro, en la que nos preocupe pasar por encima de los obstáculos o atravesar los senderos lo más rápido posible para llegar a tiempo al siguiente control en un tramo de enlace, y más de prisa aun, si estamos inmersos en un tramo cronometrado. No. Con esta BMW Adventure no vamos a vivir ninguno de esos trances, y nuestro único objetivo será llegar, antes o después, al destino de nuestra aventura, pero llegar. Llegar, al fin y al cabo.

BMW r1200gs adventure cofre abierto

Por eso, las sensaciones sobre la BMW gs 1200 Adventure 2016 desde luego resultan bastante diferentes de las que puedes percibir sobre una monocilíndrica de horquilla invertida. Cuando pasas de pie sobre la Adventure por encima de algunas rodadas secas, por ejemplo, sientes, e incluso escuchas, que va ocurriendo algo por ahí abajo, como si se librase una pequeña batalla entre las crestas secas y quebradizas de la tierra y los neumáticos haciendo equipo con las suspensiones de la Adventure. Unas, las más gruesas y sólidas de esas crestas, son pasadas por encima, absorbidas por las suspensiones y otras, las más frágiles, son sencillamente trituradas bajo las ruedas de este coloso del off road.

Sí, llegar al fin y al cabo, y ese objetivo queda subrayado con detalles como el que uno descubre repasando el entramado de barras en color aluminio que constituyen el atalaje sobre el que se acoplan sus maletas blindadas. Un asa en el lado izquierdo que se instala para ayudarnos a subir este equino sobre su caballete central, pero que, por otro lado, queda a la mano para agarrar la BMW gs 1200 Adventure y tirar de ella, sacándola de cualquier atolladero en el que nos podamos meter, animados por sus sorprendentes cualidades fuera del asfalto.

BMW R 1200 GS Adventure Detalle lateral izdo

Opinión sobre las Dos Plazas

El asiento, resulta muy amplio y muy confortable tanto para el conductor como para el pasajero, que encontrará unos  buenos asideros y una natural colocación de los reposapiés.

Por otro lado, el espacio que ofrece es tan generoso como para viajar tras una discusión de pareja corriendo el aire con fluidez entre ambos.

BMW R 1200 GS Adventure Detalle luz

Conducción De noche en la BMW R 1200 Adventure

La frase: “Cuando enciendes la luz, se hace de día” podemos reservarla para su hermana, o prima hermana, la K 1600 GT o GTL; pero la cuestión es que el haz de luz que proyecta el grupo óptico de la BMW gs 1200 Adventure tiene una intensidad llamativa, viendo el suelo con una nitidez sobrada para detectar sombras sospechosas, bien de humedad o bien impregnadas con alguna substancia, que es tal vez lo que más nos preocupa al motorista cuando viajamos de noche e inclinamos la moto.

Por otro lado, la altura de la GS Adventure supone en este capítulo nocturno un punto extra, porque la zona iluminada del asfalto se hunde mucho menos que en cualquier otra moto a la hora de inclinar, y a menos que hagamos una tumbada casi de circuito –algo rarísimo circulando de noche- el haz de luz se proyectará alcanzando una distancia más que aceptable mientras que hagamos el trazado del viraje.

BMW R 1200 GS Adventure Detalle antiniebla

Además de ello, si nos apoyamos en los faros auxiliares que monta la BMW gs 1200 Adventure, nos servirán de “cuneteros” con la moto vertical y el haz de cada uno de ellos, cuando quede en el lado exterior en una inclinación, se proyectará a lo lejos sobre el viraje.

Accesorios como Las Maletas

En acero inoxidable constituyen, aparte de una seña de identidad, una garantía de estanqueidad y de protección para el equipaje, lo mismo que para cualquier objeto delicado, como pueda ser una cámara fotográfica que inmortalizaría nuestros viajes más aventureros. Además de la enorme capacidad que ofrecen, muestran unos ganchos en el contorno superior que sirven a la perfección para apoyar más bultos sobre la base plana de las tapas y amarrarlos adecuadamente, con seguridad.

BMW R 1200 GS Adventure Detalle maleta derecha

Su montaje y desmontaje es rápido y sencillo, bastante intuitivo, quedando aferradas a su atalaje de una forma, más que firme, completamente solidaria.

Sus capacidades son: 44 litros para la izquierda, 36 para la derecha, mientras que en el top case caben 32. La carga útil por maleta es de 10 kilos, por 5 para el top  case.

BMW R 1200 GS Adventure Detalle cierre maleta

Detalles en la BMW GS 1200 Adventure

Accesorios

El catálogo que ofrece BMW para este modelo es tan amplio, que no nos queda otro remedio que dirigir a su página, si es que no queremos montar otro reportaje en exclusiva dedicado a ellos.

Los espejos

Con un diseño sencillo, pero muy lejos de lo espartano, ofrecen una mínima resistencia al viento, y de esto también pude pasarlos por una prueba de fuego, al conducir una S 1000 XR, que monta unos idénticos, por una autoban alemana a más de 250 por hora. Lo mismo que sirven contra el viento, también quedan poco expuestos a ramas y otros salientes que nos salgan al paso en nuestras aventuras. Al mismo tiempo muestran un panorama lo suficientemente amplio para controlar con seguridad todo lo que se aproxima por nuestra retaguardia.

BMW R 1200 GS Adventure abriendo gas

Guardallaves

BMW dispone sobre el depósito de una minúscula y práctica guantera para que los despistados, como un servidor, puedan llevar en ella, por ejemplo, la llave de proximidad que activa la BMW 1200 Adventure 2016.

Precio BMW GS 1200 Adventure 2016

El precio es de 18.250 € Aunque siempre va a depender de los accesorios que necesitemos o queramos añadir. Quizás pueda parecer un poco caro, o barato

BMW R 1200 GS Adventure Pirineo de fondo

Conclusión

La BMW 1200 Adventure no necesita verse rodeada de la selva amazónica, con dos palmos de barro bajo las ruedas y una intrincada flora como palio para encontrarse en su hábitat natural, por así decirlo. Es una moto que se desenvuelve por el tráfico urbano y cotidiano mucho mejor de lo que pudiera presumirse en un principio, que resulta divertidísima, y muy difícil de batir, en un tramo de curvas de montaña -mejor aun si el asfalto está roto-; y finalmente una viajera incansable, una auténtica tragamillas, ofreciendo una comodidad que raya en la de algunas Gran Turismo.

No te pierdas este video donde se ven muchos más detalles:

 

Guardar

BMW R1200GS Adventure: El Espíritu de los Mil Usos
4.3 (85%) 4 votes
Comentario(4)
  1. Javier dice:

    Quiero dar las gracias y la enhorabuena a Tomás por un post tan detallado y preciso, dejando a un lado todas las características técnicas (al fin de al cabo son sólo números), y transmitiendo a la perfección todas las sensaciones que nos transmitirá y las que no nos transmitirá está fantástica moto, realmente espero que siga escribiendo más artículos comentados de manera personal con tanta calidad como lo ha hecho con este.

    1. Tomás Pérez dice:

      Pues,¡qué quieres que te diga,Javier!, con comentarios como el tuyo,uno no entra en la camisa.
      Muchísimas gracias.

  2. pacote dice:

    Hola Tomas. Felicidades por la prueba.
    Únicamente decirte decirte que si la pruebas con unos karoo 3… alucinas.
    En asfalto van brutales, siendo mas lentos en transiciones que los anakee 3 y en campo son la leche mientras no hay mucho borro porque el taco delantero es cortito.
    Yo me hice con un segundo juego de ruedas completo (llantas, discos) para esta moto. Uno con anakee 3 para viajes y salidas asfálticas. Otro con los Karoo 3 para salidas trail puras con bastante pisteo. Pues al final he hecho el primo…los karoo 3 van tan bien en esta moto para todo que la verdad me podía haber ahorrado el dinero del segundo juego. Únicamente a muy alta velocidad (180 o +) en curva rápida flanean y muestran debilidades pero no es mi uso ….

    Lo dicho prueba magistral. Felicidades

    1. Tomás Pérez dice:

      Muchas gracias, Paco, por tus palabras y, desde luego, por tu recomendación. La tendré muy en cuenta en las próximas pruebas de motos trail, que habrá muchas seguro.
      Un saludo.

DÉJANOS TU COMENTARIO

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *