Inicio Pruebas de motos Motos con espíritu Piaggio MP3 500 LT Bussines: El espíritu más práctico sobre 3 Ruedas reales y 2 virtuales
Piaggio MP3 500 LT Bussines: El espíritu más práctico sobre 3 Ruedas reales y 2 virtuales

Piaggio MP3 500 LT Bussines: El espíritu más práctico sobre 3 Ruedas reales y 2 virtuales

0

Aunque la línea de nuestra publicación es ciertamente purista, y más bien pasional, vamos a llevar a cabo en este reportaje una incursión en el mundo más práctico de las dos ruedas haciéndola precisamente con un scooter de tres ruedas, puesto en el mercado en su versión full equip por el gigante italiano por excelencia dentro de este amplio segmento.

Piaggio MP3 500 LT Bussines 7708Hace tiempo, durante la presentación a la prensa de uno de estos MP3 -tal vez fuera éste mismo- los responsables de PIaggio nos revelaban que su scooter de tres ruedas había sido récord absoluto de ventas en una ciudad tan fría durante la mitad del año, y tan inhóspita en invierno para el motorista, como París.
No lo entendía. Luego, después, recordando cómo son las calles entre candilejas de La Ciudad de la Luz y las plazas, y esquinas invadidas por su carismática bohemia, a la que contribuía con un toque anacrónico el característico adoquín, comprendí el valor extra que adquiría un scooter que apoya su tren delantero sobre dos ruedas en paralelo. El casco urbano más antiguo, cubierto por la humedad de El Sena, y a menudo regado por la fina lluvia parisina, se convierte durante meses en un peligroso compromiso para todos los motoristas cotidianos que atraviesan la ciudad como su modus vivendi.

Piaggio MP3 500 LT Bussines 7692No es un Triciclo

Aunque su catalogación administrativa lo encasilla como tal y le permite ser conducido con el carné B, a pesar de su cilindrada, el MP3 500 LT Bussines muestra un comportamiento y las reacciones en general de un vehículo que guarda el equilibrio dinámico en orden de marcha. Baste para ello una muestra tan definitiva como que reacciona al contramanillar, y una perogrullada como la de que su ángulo de inclinación puede ser tan pronunciado que abre la posibilidad de una caída, como la de cualquier moto. Pero repasemos más al detalle, tanto en parado como en marcha, este vehículo que provocó cierta extrañeza en sus primeros tiempos y que ahora se ha popularizado hasta el punto de traspasar lo cotidiano, para resultar incluso entrañable en los parkings de motos dispuestos a los pies de los colosos de cristal y hormigón que alojan las sedes de las grandes multinacionales.

Piaggio MP3 500 LT Bussines 7722Motor 500

Suave y progresivo hasta resultar totalmente predecible, transmite un nivel de vibraciones tan sutil que sólo hace pensar en un monocilíndrico al escuchar atentamente el escape con un oído experto al ralentí. En marcha, a cualquier ritmo, sencillamente no se siente.

Piaggio MP3 500 LT Bussines 7715El sistema de variador proporciona una arrancada sobrada a sus 40 CV como para escapar en cada semáforo de la jauría sobre cuatro ruedas que toma la salida con la luz verde. Después, y a partir de los 30/40 por hora, el pistón de 493 cc empuja con músculo suficiente como para acometer, cargado con dos plazas, la rampa que asciende por una avenida, acelerando sobre ella, ganando velocidad sobre la pendiente con algo más que la mera dignidad.

Piaggio MP3 500 LT Bussines 7723Y a la hora de entrar en una autovía de circunvalación, sin haberse apeado el pasajero, no sólo mantiene la velocidad de crucero holgadamente, sino que nos dará un juego suficiente para evitar con su aceleración las trampas que nos prepara muchas veces el tráfico con esos tetris espontáneos que tratan involuntariamente de encerrarnos para comprometer nuestra seguridad con el drástico recorte de movimientos que provocan.

Piaggio MP3 500 LT Bussines 45Las Curvas

El apoyo, como puede imaginar el lector, basado sobre dos ruedas delanteras paralelas es soberbio, y el motorista de siempre tan sólo tendrá una sensación un tanto diferente, que no extraña, a la hora de girar este MP3 con el contramanillar. Por fuerza, sentirá la dirección algo más pesada y el movimiento de meter el scooter en la curva un tanto más forzado, algo más lento, que con uno convencional, puesto que se llevan a encarar el viraje, no sólo dos ruedas en lugar de una, sino todo un entramado de barras, tirantes y rótulas, más los dos amortiguadores, en lugar de una horquilla convencional. Un sistema que, dicho sea de paso, hace bascular el MP3 con una efectividad sorprendente.

Piaggio MP3 500 LT Bussines 7710A la hora de levantar este scooter de tres ruedas saliendo del viraje, el monocilíndrico empuja con poder suficiente en cualquier régimen y, en cualquier caso, el contramanillar hacia el interior de la curva terminará por ponerlo derecho con su efecto de catapulta.
Sí es verdad que los motoristas más quemados que pretendan buscar la inclinación máxima de un MP3 500 LT Bussines encontrarán, aparte de una soberbia tumbada, que el sistema de bieletas llevará al scooter a apoyarse sobre la rueda delantera interior cuando haga tope, transmitiendo una sensación, ésta sí, un tanto extraña, como la de un trípode cojo. Pero está claro de estos extremos no sólo buscar tres pies al gato, es que nadie va a buscarlos.

Piaggio MP3 500 LT Bussines 711Los Cambios de dirección

Por ejemplo el que se ejecuta tan repetidamente al entrar y abandonar una rotonda por la salida siguiente. Bueno, pues para un piloto de Moto2, este MP3 500 LT resolverá la maniobra con la lentitud de una marcha fúnebre, pero es que, para un piloto de Moto2, el paso por una chicane de una deportiva de última generación, calzada con los neumáticos de calle más sofisticados, resultará siempre muy lenta.

Piaggio MP3 500 LT Bussines IMG_7713Bien, dado que no hablamos de pilotos de Moto2, ni siquiera de avezados motoristas, sino de usuarios cotidianos que buscan en el MP3 500 LT Bussines el lado más práctico de la moto, los cambios de dirección, agilizados por las ruedas delanteras de 12 “, sí representará una diferencia con un scooter de sólo dos ruedas, pero nunca una retención, un freno en la conducción de cada día, resolviendo rotondas, esquinas puntiagudas, cruces lentos y también atascos con suficiente soltura.

Piaggio MP3 500 LT Bussines 7712En definitiva, no tiene cabida, en ningún modo, decir que el MP3 500 LT Bussines resulta un vehículo torpe o lento en los cambios de dirección ejecutados en orden de marcha.

Piaggio MP3 500 LT Bussines 7709Control de tracción ASR

No hay nada como pisar bajo una tormenta de primavera sobre la pintura de un paso de peatones chorreando, sintiendo no sólo el aplomo de las dos ruedas delanteras, también la confianza que aporta la electrónica, regulando la entrega del motor en un piso tan infame mientras llevamos, tranquilamente, el gas abierto por completo.

Piaggio MP3 500 LT Bussines 7714La Frenada

Ya se podrá hacer una idea el lector de que, con el doble de apoyo en el tren delantero, el agarre a la hora de frenar, es proverbial casi en cualquier condición, tanto en seco como en mojado. El tacto de la maneta derecha, encargada del tren delantero, es muy progresivo, mordiendo lo suficiente en el recorrido final como para detener el MP3 con una garante estabilidad en un espacio menor del que podemos imaginar en un principio.

Piaggio MP3 500 LT Bussines 7697En cuanto al freno trasero, traspasa ese mero papel geométrico que cumple en una moto, para contribuir con su parte a la hora de detener el MP3 500 LT Bussines, más aun contando con una rueda más grande detrás (14”).

Piaggio MP3 500 LT Bussines 7704Al igual que los otros scooters de la gama MP3, el 500 LT Bussines ofrece un pedal, recordando al de la Vespa de siempre, que en este caso se instala para rematar su certificación administrativa de Tricilo. También es verdad que facilita a los conductores de coche el gesto psicomotriz de frenar con el pie. Su tacto, en cualquier caso, no es comparable al que podemos apreciar en ambas manetas.

Piaggio MP3 500 LT Bussines 7718Protección

Se puede decir que es prácticamente integral, incluso con un sujeto de 1,91 m, como quien escribe, y si vamos equipados con un casco integral, resulta total. De todos modos, el parabrisas se puede variar mediante un sencillo desmontaje de tornillos en tres posiciones.

Piaggio MP3 500 LT Bussines 7696De Noche

La luz de cruce proyecta una amplia intensidad que ilumina el camino lo suficiente cuando encontramos tráfico tanto de frente como en nuestro mismo sentido. En cuanto a la de carretera (larga), lanza un haz a lo lejos que representa un verdadero lujo de visibilidad, para las prestaciones que alcanza este MP3 LT-500 Bussines.

Piaggio MP3 500 LT Bussines 7705Detalles del Piaggio MP3 LT 5oo Bussines

Guanteras

Si se buscan en los lugares habituales -detrás del escudo- lo único que encontraremos es un práctico gancho escamoteable para colgar bolsas. Lo cierto es que las guanteras pasan totalmente inadvertidas bajo un capó que se levanta sobre los relojes, abriendo un espacioso hueco dividido en dos partes.

Piaggio MP3 500 LT Bussines guanterasEl hueco bajo el asiento

Es tan generoso que pocos scooters podrán presumir de él, forrado en el fondo, además, con una funda de apreciable calidad que se desmonta de una forma tan fácil que convierte la limpieza de esta cavidad en un simple gesto.

Piaggio MP3 500 LT Bussines 721Los Retrovisores

Cumplen con una efectividad casi completa, cubriendo prácticamente al completo el panorama que se avecina por nuestra retaguardia; además de ello, pasan en los atascos por encima de la mayoría de los espejos de los coches.

Piaggio MP3 500 LT Bussines 7717Caballete central

Por si no fuera poco estable con sus tres ruedas y su sistema basculante bloqueado, para mantener la moto perfectamente vertical, el MP3 500 LT Bussines se monta con bastante facilidad sobre su caballete, de manera que puede quedar aposentado en el garaje, bien para ser cargado con mayor seguridad aun o para dejarlo durante varios días.

Piaggio MP3 500 LT Bussines 7701El Remate

Ciertamente muestra elementos de categoría prémium, como puede ser la base de aluminio pulido sobre la que se montan los conmutadores y pulsadores; al igual que los puños, tan mullidos y robustos que transmiten al coger este MP3 la misma sensación de calidad que remata todo el conjunto; lo mismo que el tapizado del asiento o el cuadro de instrumentación, digno de toda una berlina.

Piaggio MP3 500 LT Bussines 70711Diferencias con la versión Sport

Tan sólo son estéticas, y afectan a las llantas y a la decoración del asiento.

Piaggio MP3 500 LT Bussines 7702Conclusión

Uno de los vehículos más cómodos, prácticos y seguros del mundo de las dos ruedas, montando tres. Un auténtico lujo en el día a día, tanto para cruzar la ciudad como para trasladarse a los rincones más lejanos del extra radio; un lujo y una a los que resulta muy fácil acostumbrarse y que invitan a internarse con este MP3 500 LT Bussines en terrenos, como la escapada del fin de semana o el propio viaje, para los que no parece haberse concebido en un principio. Una inversión rentable para nuestros traslados cotidianos en los que nos podrá acompañar durante muchos, muchos días.

Tomás Pérez Mi nombre es Tomás Pérez, competí en velocidad durante el final de los 70 y en los 80, también hice el nacional de raids entre 1991 y 1993. Puedes leer mi historia completa en "sobre mi"

DÉJANOS TU COMENTARIO

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *