Inicio Otras escuelas Cómo se vive un curso de Dirt Track Madrid
Cómo se vive un curso de Dirt Track Madrid

Cómo se vive un curso de Dirt Track Madrid

2

Breve Mirada al pasado

Me ha resultado imposible apartar de la cabeza la imagen de Kenny Roberts Senior, al vivir esta experiencia. El marciano nos sobrecogía a todos ¡derrapando con las dos ruedas en curvas espeluznantes!, como podían ser, por ejemplo, la de Signes, al final de la eterna recta de Mistral, en el circuito Paul Ricard; un viraje de cuarta, empujando a fondo con su Yamaha OW-31 de 750 cc y 2 tiempos.

Dirt-Track-Madrid-Curso Kenny Roberts yamaha ow31 750

El californiano, con su semblante de póker, desvelaba que su secreto se basaba en las gomas Goodyear, que traía en exclusiva a Europa, pero sobre todo en un pilar fundamental, una especialidad del otro continente que le avalaba en su llegada al Continental Circus, nada menos que con el “Number One”. Ése fue Marciano Roberts, ampliamente admirado en el pasado y, sin embargo, no suficientemente venerado en la actualidad.

El Dirt Track

Kenny Roberts arrasó en el Mundial de 500, con la única oposición del irrepetible Barry Sheene, que nos deleitaron con algunos de los duelos más apasionantes de la historia, como la increíble carrera de Silverstone en la temporada 1,979. El californiano era la estrella motociclista más brillante de su país, donde se imponía en el óvalo de la milla, con la moto absolutamente cruzada a más de 160 por hora, derrapando con ambas ruedas, ¡y sin freno delantero!

Curso Dirt Track Madrid Kenny_Roberts_TZ750_2009_resize

En 2.009, 35 años después de su retirada de la competición y aprovechando el paso del Mundial de MotoGP por los USA, Kenny Roberts dio una portentosa exhibición de su estado de forma montando sobre el óvalo de la milla la legendaria Yamaha TZ750, ¡una auténtica bestia de dos tiempos sobre la tierra dura de Indiana! (El sonido es sobrecogedor)

El Dirt track era una especialidad que sólo era conocida en Europa por las imágenes que proyectaba algún documental divulgativo, si bien es verdad que para las marcas españolas tenía un lugar preferencial en sus previsiones de ventas, reservando cada una de ellas un modelo en exclusiva que salía directamente para los USA sin pisar ni una sola tienda española. Tales eran la Bultaco Astro, la Montesa América y la Ossa Short Track, modelos que apreciaban como nadie los pilotos y preparadores nacionales de entonces, por las prestaciones de su motor y particularmente por su cambio de relación cerrada.

Curso Dirt Track Madrid Kenny_Roberts_TZ750_2009
Yamaha TZ 750 Dirt Track Kenny Roberts

Por eso, a la hora de sumergirme en esta experiencia de Dirt Track Madrid, mi imaginación y mis deseos también lo hicieron en un escenario igual al que servía para que volara una Bultaco de leyenda, pero sobre todo en el que vio nacer a una de las estrellas que cambió el curso de la historia del motociclismo.

Curso Dirt Track Madrid Bultaco Astro Bultaco Astro

¿Por qué hacer un curso de Dirt track?

No cabe duda de que muchos pilotos comenzaron a imitar el entrenamiento que servía de base al Marciano en su legendario rancho de California. También otros venidos desde los propios USA nos traían su técnica basada en el Dirt Track y más tarde, poco a poco, los europeos que después de pasar por el motocross sin saltos y por el supermotard, terminaron por extender esta especialidad como entreno entre la mayoría de los velocistas hasta la actualidad. Si ir más lejos, lo podemos ver año tras año en el Palau San Jordi con un Superprestigio, en el que Marc Márquez se ha convertido en un auténtico especialista de nivel mundial; aunque bien es cierto, que el chico maravillas de Cervera no es una referencia en sí mismo para tomarla dentro de casi cualquier especialidad, porque se sale de cualquier guión.

Dirt-Track-Madrid-Curso marc marquez superprestigio

Pero, además de este apunte, surge una pregunta diferente:

¿Para quién es un curso de Dirt Track?

Desde el sentido más docente y más extendido de lo que es la conducción de la moto, esta actividad que ofrece Dirt Track Madrid en San Martín de La Vega se abre de una forma tan extensa que abarca, de una manera u otra, todos los ámbitos de La Moto.

Para los pilotos de velocidad; en el plano de la iniciación o en el ámbito regional y nacional, para cualquier aficionado a las tandas libres –cada vez más extendidas en el panorama motociclista- que busque el máximo control de la moto, incluso en esas circunstancias tan extremas que se internan más allá del límite.

Dirt Track Madrid Curso IMG_8101

¿Pero para quién más?

Pues sin duda para los amantes de las trail y maxitrail, que les aportará un control y una confianza extra para internarse en cualquier pista o camino, dejando al margen ese temor natural que impone el instinto de supervivencia y que nos puede bloquear en el momento en el que desliza la rueda trasera, y no digamos ya la delantera.

También para cualquier motorista viajero, que lleva sus travesías hasta el grado expedicionario para adentrarse en carreteras rotas o en rutas con un asfalto que haría echarse atrás a la inmensa mayoría de los motoristas. Para cualquier quemado dominical, que trata de vivir en su salida las emociones de una conducción deportiva, desde un plano más racional y respetuoso que se debe de dar a cualquier carretera incitante de montaña.

En definitiva, si cualquier motorista siente un verdadero pánico, simplemente, con que se insinúe sin mencionarlo, un deslizamiento de la rueda delantera: en el Dirt Track no sólo es frecuente, sino que representa su propia esencia y la premisa fundamental para empezar a practicarlo.

Dirt Track Madrid Curso IMG_8024

El Equipamiento

Casco

Si disponemos de uno off road con sus correspondientes gafas, mejor que mejor, ya que nos transmitirá con mayor intensidad las sensaciones que provoca esta práctica de derrapar, aparte de que facilitará mucho más nuestra puesta en escena sobre la tierra, al llevar sobre la cabeza una auténtica visión off orad. Si no disponemos de él, uno trail sirve perfectamente, y, en cualquier caso, también nos funcionará un integral de carretera.

Indumentaria

Respecto al equipamiento del cuerpo, el más sufrido lo constituyen la camiseta y el pantalón de cross, con el peto de hombreras protegiendo el tronco, desde luego; pero de todos modos se puede hacer el curso, perfectamente, con un mono de piel o incluso con un traje de cordura.

Dirt Track Madrid Curso equipamiento

Guantes

También de cross, aunque nos arreglaremos muy bien con unos de velocidad, de excelente tacto, y en su caso, con unos de carretera que no resulten demasiado gruesos.

Botas

En cuanto al calzado, probé con unas botas de cross, por aquello de que son las que protegen una mayor parte de la pierna, a pesar de que me advirtieron de que no son las ideales porque su suela labrada por un montañés tiende a agarrarse sobre la pista. Así lo comprobé durante un par de tandas, hasta que me convencí por mí mismo y cambié el calzado a unas botas de velocidad, que tienen la suela completamente lisa. Mucho mejor. Todo era deslizar.

Dirt Track Madrid Curso IMG_7871

El Curso: Primera fase

Nos encontramos con un tiempo previo que sirve a modo de presentación, tanto del equipo de monitores como de los propios alumnos entre sí, mientras que tenemos delante nuestro el escenario en el que vamos a vivir esta interesante experiencia: Dos óvalos concéntricos, uno de 200 y otro de 400 metros de cuerda.

Las palabras, acompañadas de un café con algo sólido, sirven para romper el hielo inicial y para quebrar el lógico nerviosismo que aflora -por muy experimentado que uno se sienta- dentro del cuerpo a la hora de afrontar una actividad completamente desconocida.

El grueso de esta primera explicación se centra en marcar una diferencia muy clara entre cualquier especialidad off road, como pueda ser el cross o el enduro, y el Dirt Track; para ello nos describen la colocación de la cadera, la postura de la pierna izquierda y la disposición del pie atravesado en el mismo lado, pasando por encima del terreno, literalmente deslizando sobre la tierra para cumplir durante el paso por curva una función de segunda rueda delantera (y no con la postura errónea, propia del cross, que se ve en la foto de abajo). Sería algo así, salvando la gran distancia, como si fuésemos sobre un scooter, o una moto, de tres ruedas.

Dirt Track Madrid Curso postura errónea
Postura incorrecta para Dirt Track, con el pie longitudinal y la pierna junto al depósito, en lugar del pie atravesado y la pierna abierta con la cadera girada.

Para argumentar con más fuerza este apartado nos muestran una suela suplementaria de hierro que se acopla con una cincha bajo el piso de nuestra bota izquierda. Es el utensilio imprescindible que emplea todo piloto de Dirt Track. Deslizar, de eso se trata.

La Moto

Son básicamente Yamaha SR 250 y Suzuki 250 TU. Motos duras e irreprochables como ninguna, que piden poco o casi nada, y que son capaces de sufrir y aguantar casi todo -incluidas las caídas- con la compostura y la dignidad del púgil más encajador. Motos, por otra parte, que ofrecen el manejo más sencillo con la entrega de potencia mejor intencionada.

Dirt Track Madrid Curso las motos

Su asiento, con el espumado de serie rebajado, hace mucho más natural el acoplamiento para los sucesivos cambios de postura, que no dejan de mover la cadera a la izquierda y al centro. El manillar, con la placa cosida delante, en lugar del faro, se percibe más amplio; con una piña derecha, además, tan rotunda como un on-off que simplifica el apartado eléctrico hasta reducirlo a algo tan vital como el frío y el calor. Junto al puño izquierdo, encontramos la maneta del embrague, pero en el derecho…, en el derecho, un puño de gas más solitario que el árbol de Tombuctú. Y es que estamos hablando de Dirt Track. No hay freno delantero, ¿para qué?

Dirt Track Madrid Curso las motos 2

Un Óvalo 200

La primera mitad del curso se desarrolla directamente en el escenario natural del Dirt Track, en un óvalo de tierra reducido a escala 1:2, con 200 metros de cuerda. Sobre él trabajamos diversos ejercicios para familiarizarnos con esa postura de la cadera, de la pierna y del pie que nos han descrito en la teórica previa y que machacaremos a lo largo del día hasta llegar, casi, a interiorizarla. Después ensayamos la derrapada, primero de la forma más fácil con el freno trasero, al entrar en cada curva. Así graduaremos, no sólo la derrapada en sí, sino también la forma de soltar el freno y volver a la trazada natural sin brusquedades.

Dirt Track Madrid Curso IMG_7960

En las siguientes tandas, empezaremos a perder la rueda delantera, sintiéndola deslizar primero en algún centímetro, luego con varios intervalos cortos y al final con alguno más largo incluido, de manera que terminaremos más de una tanda, bajándonos de la moto con la sensación de haber estado luchando continuamente para sujetar el tren delantero.

Dirt Track Madrid Curso IMG_7843

La Esencia del Dirt Track

Mediante un ejercicio específico, dentro del óvalo de 200 m, y luego a lo largo de toda su cuerda, empezaremos a entender el concepto de la verdadera derrapada del Dirt Track; esto es: hacer la primera parte de la curva con un deslizamiento apoyado en el freno trasero y la segunda en la tracción del motor. La transición de una fase a otra, de una forma continua y siguiéndola sin que se note el cambio, a modo de metáfora como hace un buen disc jeik el paso de una canción a otra, constituye una de las bases genuinas del Dirt Track. Si al terminar el día, logramos esta transición en varias ocasiones, combinada con una derrapada de la rueda delantera, habremos tocado la verdadera esencia de esta especialidad y sentiremos, a escala, lo mismo que trabaja de continuo uno de sus pilotos.

Dirt Track Madrid Curso IMG_7999Circuito TT

Después de un pequeño tentempié, pasamos al circuito que el organizador llama “TT” nos sirve para poner en práctica todo lo que traemos aprendido en el óvalo sobre un recorrido con continuos cambios de desnivel, y principalmente para entrenarlo en curvas a derechas. Solamente con hacer el paso por la última curva, un viraje a izquierdas en bajada, con un peralte puesto a la contra para dejar en vilo el apoyo de un tren delantero sin freno, representa en sí mismo un entrenamiento final, un verdadero test, sobre todo lo que hemos aprendido.

Dirt Track Madrid Curso IMG_8069

Por otro lado, ni que decir tiene que este circuito “TT” es el más divertido de los tres por los que pasaremos a lo largo de la mañana. ¡Una auténtica pasada!

Dirt Track Madrid Curso IMG_7947

Óvalo grande

Por último, tan sólo nos queda pasar por la elipse más larga, con una cuerda de 400 metros. Este ejercicio final nos sirve para marcar de una forma aun más definida la trazada en pico, contando para dibujarla con el doble justo de espacio que en el óvalo sobre el que hemos empezado a aprender.

Por otro lado, también nos sirve para percibir la sensación de deslizamiento, particularmente de la rueda delantera, a una mayor velocidad. De esa forma, nos resultará más fácil escenificar sobre la carretera una de esas derrapadas fortuitas y terroríficas, que hemos apuntado al principio del reportaje; uno de esos deslizamientos que nos bloquearía por puro pánico para llevarnos al suelo y que, sin embargo, después de adquirir la técnica y el hábito en un curso de Dirt Track Madrid tendríamos muchas posibilidades de salvar.

Dirt Track Madrid Curso IMG_8111

El Momento de la Bestia

La última vez que un servidor se subió a una moto off road de dos tiempos se remonta nada menos que al siglo pasado, y no precisamente al borde de aquel efecto 2.000, que ya quedó en el olvido. Quería hacer una particular evaluación al final del curso, algo así como el paso por un severo tribunal para convalidar en las propias carnes la validez de lo aprendido.

Dirt Track Madrid Curso KTM 250 SX IMG_8305

Pero, además de ello, debo de confesar al lector un punto, leve, eso sí, pero un punto de egoísmo al fin y al cabo, por pretender sentirme, de alguna manera, como el propio Marciano Roberts, cuando hace dos o tres temporadas aprovechó el paso del Mundial de MotoGP por los USA y dio una sorprendente lección a todos los astros de la actualidad apareciendo en un óvalo de dirt track, nada menos que con una adaptación a la especialidad de la Yamaha con la que compitió en los 70, ¡la 750 cc de 2 tiempos! Para ello, conté la inestimable gentileza de KTM, al cederme una verdadera gacela del off road actual con un motor explosivo y felino, también 2T, una 250 SX.

Dirt Track Madrid Curso KTM 250 SX IMG_8191

Todo facilidad y ligereza

La verdad sea dicha que la prueba resultó mucho más distante de lo que había imaginado; y es que la capacidad y el comportamiento de esta moderna dos tiempos te facilita tanto la tarea que hay partes en las que ella parece hacerlo todo. Su ligereza y estrechez se manifestaron directamente cuando la subí al remolque. Acostumbrado elevar todo tipo de motos, la hubiera lanzado sin querer contra el coche, de no ser por la barandilla que levanta cada carril del remolque. Y es que todos los movimientos, incluso los más lentos y torpes de un servidor, eran copiados por la 250 SX con la misma intuición que si se tratara de un pensamiento. El paso por el terreno se siente por los flancos con la suavidad de un over craft, y al mismo tiempo con la firmeza de una garra al afianzarse en una curva, por no hablar de la frenada, que simplemente te deja con una admiración en el pensamiento: “¡Parece mentira que se pueda parar tanta aceleración en tan poco espacio sobre la tierra!”.

Dirt Track Madrid Curso KTM 250 SX IMG_8243

Una Fiera Felina

A pesar de las facilidades que ofrecía la 250 SX y de su increíble capacidad para absorber las inercias, el test sí que reveló el valor de los recursos y conceptos adquiridos durante el curso de Dirt Track Madrid. Y es que el motor de dos y medio guarda todo el veneno del dos tiempos en sus entrañas, y no voy a negar al lector la inquietud que me recorría el cuerpo un instante antes de abrir el gas a fondo, valorando el enfado del felino que llevaba debajo cuando pasara de equis rpm. Y es que el sonido enrabietado del escape con silueta de saxo puede excitar al más avezado lo mismo que imponer al menos experimentado.

Dirt Track Madrid Curso KTM 250 SX IMG_8266

Derrapando

Pero vayamos a la acción en curva, que es lo que realmente nos importa. Hicimos la prueba en un terreno al margen de los circuitos para evitar que la KTM rompiera literalmente la pista. A la hora de entrar a cada viraje es innegable la confianza, por no decir la despreocupación que transmitía la 250 SX sobre el agarre del tren delantero. Primero y sin duda, por el soberbio aplomo que mostraba la moto y segundo porque, después de haber pasado por el curso de Dirt Track, nos predisponemos con una actitud diferente ante una derrapada de la rueda delantera, pasando de lo que antes sería la preocupación o el temor a la preparación y la atención para controlarla, aplicando la técnica que hemos practicado después de pasar buena parte de la mañana con el tren delantero deslizando, a veces en unas prolongadas barridas.

Dirt Track Madrid Curso KTM 250 SX IMG_8272

Fue muy difícil hacer derrapar la 250 SX de una forma natural con el impecable trabajo de la horquilla WP y también, claro está, del neumático de tacos, a pesar del estado apretado de un terreno absolutamente seco. No obstante, pude comprobar en un pequeño banco de arena cómo el golpe rápido de cadera y la apertura de la dirección, acompañada de un firme tirón del manillar, surtían su efecto, aportando un control que antes de aquella mañana no tenía, cuando sólo conseguía sujetar la moto más bien como una reacción improvisada de emergencia que como el resultado de una técnica aprendida.

Dirt Track Madrid Curso KTM 250 SX IMG_8297

Un empuje demoledor

En cuanto al tren trasero, ocurría algo parecido, aunque la transición en la que la rueda llega deslizando por la acción del freno y pasa a hacerlo por la tracción del motor, resultaba algo menos crítica, menos complicada, por el poderoso tirón del motor 2T.

Los problemas llegaban, eso sí, a la hora de controlar la rueda deslizando cuando el motor terminaba de soltar arriba todo su genio, que en el campo, es una auténtica barbaridad; entonces sentía el impulso de ponerme en pie para sujetar el barrido de la rueda; pero no. Eso no vale. Estamos hablando de Dirt Track y sobre todo de su aplicación a la carretera, o como mucho a una práctica moderada del trail por una pista o un camino de acceso.

Dirt Track Madrid Curso KTM 250 SX IMG_8296

Lo cierto es que al final de esta pequeña prueba, terminé estirando la derrapada un poco más, con algunas rpm por encima en cada paso por el viraje de pruebas. Fue un resultado suficiente para el test, aunque no me acabara los últimos derrapes, ni mucho menos, con todo el empuje que es capaz de desarrollar el motor de esta KTM 250 SX.

Diplomado

Un detalle a modo de recordatorio que siempre hace ilusión, y que he incluido en lugar destacado dentro del particular currículum de un servidor.

Dirt Track Madrid Curso Diploma

Precio

157 euros

Conclusión

Un curso, como ya hemos dicho y lo vamos a repetir, no sólo apto, sino casi imprescindible para todo aquel que vaya a introducirse, de una forma u otra, en el mundo del off road, incluyendo a todo el que posea una trail y vaya a pisar la tierra algunas veces, aunque sólo sea de forma muy ocasional.

Un curso muy recomendable para todo aficionado a las tandas libres en circuito o que vaya a participar en alguna carrera amateur o copa monomarca.

Pero sobre todo como apunte principal de este reportaje, un curso muy interesante para todo motorista de carretera, ya sea más quemado o más viajero, eso sí, que haya adquirido ya a través de los kilómetros, y otros cursos sobre asfalto, un control mínimo de la moto.

Dirt Track Madrid Curso IMG_7842

 

Cómo se vive un curso de Dirt Track Madrid
Vota este post
Comentario(2)
  1. Gerardo dice:

    Necesito hacer ese curso
    Estoy seguro que es mi estilo de conducción desde que era un niño cuando iba en bicicleta y después con una BMW K100 LT me cruzaba con ella que parecíamos una sola carne

    1. Tomás Pérez dice:

      Pues adelante, Gerardo. Ahora es bien fácil.
      Un saludo.

DÉJANOS TU COMENTARIO

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *