Inicio Pruebas de motos Motos de hoy Kawasaki GTR 1400: La Orquesta Sinfónica sobre 2 Ruedas
Kawasaki GTR 1400: La Orquesta Sinfónica sobre 2 Ruedas

Kawasaki GTR 1400: La Orquesta Sinfónica sobre 2 Ruedas

8

Desde hace algunas décadas, el segmento de las Gran Turismo ha ido cayendo en picado en favor, principalmente, del sector emergente de las Maxitrail. Tal vez su volumen y su peso las penalice en el uso cotidiano, y tal vez muchos vean con unos ojos más prácticos esas motos mixtas que se han extendido hasta copar el mercado de las más grandes, y también de más las pequeñas. Pero por otro lado, también es cierto que se escucha como argumento para la compra de una maxitrail un comentario bastante extendido: “Es que es tan cómoda”. Realmente, esta justificación tiene todo su sentido, qué duda cabe, pero no es menos verdad que, como todo en esta vida, es muy relativa. Muy cómoda, sí, pero, ¿con respecto a qué o comparada con qué? No hay ninguna duda de que el motorista que hace un viaje, por corto que resulte, a bordo de una GT, conoce el confort en su máxima medida dentro del mundo de las dos ruedas, no digamos ya si ese viaje atraviesa la oscuridad de la ruta, bajo una lluvia helada de enero, por ejemplo, entonces se puede antojar como la versión motociclista de las berlinas de representación. En esas condiciones, ninguna moto le hace sombra a una GT.

kawasaki gtr 1400 lado

Analisis de la gtr 1400 de Kawasaki

Bien, y dentro de este segmento, reducido y un tanto apartado por la mayoría de los compradores, la propuesta de Kawasaki se posiciona en un punto intermedio, dentro de esa recortada oferta que pone a la venta el resto de las marcas. No es la más deportiva ni tampoco la más touring; no es la más rápida ni tampoco la más pesada. La GTR 1400 se ofrece al motorista viajero como un conjunto redondo y homogéneo que le dará en marcha muchas más satisfacciones de las que aparenta su opulenta figura.

Efectivamente, a los pocos kilómetros de entenderme con esta nave de Kawa, llegué a la conclusión de que hay que conducirla como un conjunto compacto, y no parte por parte, quiero decir que el gobierno de esta moto pasa por un sentido de fluir por la carretera mucho más acentuado que en otros modelos, donde puedes, o debes, separar la frenada, la tumbada, la aceleración…, etcétera. Veámosla por partes:

kawasaki gtr 1400 lado marcha

La Posición en la moto.

Podemos decir que dentro del segmento delas GT, es particularmente deportiva, sobre todo para las estriberas, retrasadas y elevadas de una forma llamativa, insito, dentro de la categoría. Las manos caen ligeramente hacia adelante, sin cargar en absoluto los hombros y dejando los brazos en una posición muy natural, con una leve flexión a la altura del codo, cuyo grado depende por lógica de nuestra envergadura.

El Motor que lleva

Con 155 CV a 8.800 rpm, sus 136 Nm de par y su distribución variable, se presenta como el director de esta orquesta sinfónica. Efectivamente, este propulsor de 1.352 cc es el que marca la nota y el ritmo con el que se afina toda la moto para interpretar la partitura de una conducción mucho más completa de lo que puede sugerir el natural aspecto de gran turismo que muestra esta GTR 1400. Con unos bajos de locomotora, como no podía ser de otro modo, una entrega llena y generosa, sin un solo resalte, ni arriba ni abajo, siguiendo una gráfica ascendente tan uniforme que parece trazada con un tiralíneas, su empuje se siente lleno en todos los regímenes, por supuesto, pero además tampoco desfallece ni un solo ápice mientras escala en el cuenta revoluciones hasta alcanzar incluso el corte.

kawasaki gtr 1400 motor

Sin embargo y aunque hablemos de un motor con una entrega perfectamente rectilínea, no conviene confundir ni tampoco dormirnos sobre la GTR, porque a partir de las 6.000 rpm, este 1.4 nos introduce directamente en el hiperespacio, como para probarlo en una autobahn alemana, mostrándose, como uno de los pepinos más rápidos de su categoría.

El DTC (Control de tracción) se basa en un software con algunos años a sus espaldas y le vendría muy bien una actualización, que seguro que Kawa ya tiene prevista en su agenda, basada en todo lo avanzado dentro de su sección deportiva. Aun así, el DTC de la GTR 1400 cumple muy bien como salvaguarda de nuestra seguridad mientras aceleramos tanto en vertical como inclinado. En los puntos donde mejor podemos sentir su actuación es al pasar sobre esos resaltes, finos y transversales, que encontramos con frecuencia sobre la calzada. Una intervención que tuve oportunidad de probar también sobre la pintura mojada en plena aceleración, un paso tan comprometido en el que se deja sentir por sólo un instante la pérdida de tracción del neumático, para percibir cómo de inmediato la electrónica ejecuta su control sobre el motor, evitando que la GTR se atraviese.

Modo ECO. La inyección del motor ofrece este modo para funcionar por debajo de las 4.000 rpm con un consumo austero, si se conduce con suavidad, dejando abierta la posibilidad de abandonarlo en el instante en el que solicitamos la máxima potencia con el gas.

kawasaki gtr 1400 curva

Comportamiento en la Curva

Al paso por el viraje que, familiarmente y con mucha imaginación, llamo “Ballagaro”, en recuerdo a ese punto en circuito del TT, ha representado prácticamente la mitad de la prueba dinámica de esa GTR 1400. Su inicio rápido en bajada, con un cambio de rasante justo en el ápice, se aborda con esta Kawa anticipando el giro un poco más, como es lógico, que con otras motos más ligeras y más cortas; pero después, el tránsito se siente como el AVE, rápido y uniforme, yendo bien aferrado al asfalto, sin una sólo queja, sin el más mínimo guiño, incluso al pasar por encima del amplio surco que corta la calzada en transversal justo por vértice.

Por otro lado y curiosamente, los cambios de dirección se realizan sin necesidad de tanta antelación como en su hermana sport turismo, la ZZR. Sin duda, el doble manillar, elevado hasta una posición GT, ayuda a darle mayor capacidad de virar y un punto más de agilidad, empleando esta palabra con todas las reservas lógicas para una moto de 312 kilos.

kawasaki gtr 1400 freno delante

Cómo frena la 1400.

El delantero ofrece un tacto muy lleno y suave a la vez. Sin dar esa sensación esponjosa de otros, transmite una sensación suave en los primeros milímetros que recorre la maneta, con una mordida contundente al final, haciendo muy extrema la intervención del ABS. Un freno sutil, preciso, y a la vez rotundo, en consonancia con esa sintonía general que ofrece toda la moto. Curiosamente, la regulación de la maneta da la posibilidad de ajustarla a un auténtico gigante: Con una XL de guante (11,5), aun me sobraba el último punto de graduación, llevándola en el 5 para extender toda mi mano.

kawasaki gtr 1400 freno trasero

El freno trasero cumple con un aporte muy considerable a la retención, aparte de su función geométrica y principal de mantener la moto lo más horizontal posible durante la frenada. Es potente y muy progresivo, a pesar de estar hablando de un freno trasero, gracias al trabajo del llamativo tirante de reacción que le ha montado Kawa en ese basculante tan particular, que contiene el cardan por el otro lado.

Los Neumáticos que llevaba la moto.

El agarre de los Michelin Pilot Road4 GT, con un inevitable 190 detrás, se siente pegajoso casi en todo tipo de asfalto. Por otro lado, la constitución de su carcasa contribuye también a la comodidad general que ofrece la GTR 1400, lo mismo que su firmeza, una vez que ha cedido los primeros milímetros, refuerza ese apoyo general de chasis y suspensiones, que transmite una sólida confianza al motorista.

kawasaki gtr 1400 inclina frente

El comportamiento de Las Suspensiones

Son mecánicas y sin sofisticaciones de última generación, pero cumplen de una forma casi mágica con el compromiso entre estabilidad y confort, con unos milímetros suaves en el primer recorrido, para absorber las irregularidades más pequeñas, y firme como un pilar a continuación, para aguantar la moto sin titubeos y con precisión en los pasos rápidos y también ondulados.

Las Transmisiones

El embrague

Y el cambio siguen la línea general de la moto, con lo que el accionamiento de ambos resulta suave, muy suave. En el embrague, su sistema hidráulico le da un tacto uniforme y muy preciso en todo el recorrido de la maneta, permitiendo graduar la salida de la GTR 1400 a paso de garaje o en el modo de un gran premio, según nuestras necesidades, o nuestro gusto. Por otro lado, su sistema anti rebote contribuye en gran medida a la discreción con la que retiene el cardan en las reducciones.

El cambio

Con un recorrido corto y preciso de la palanca, deja sentir sobre el empeine una suave pulsación, suficiente para confirmarnos el paso a otra marcha. El punto muerto exige cierto tacto en el pie, pero nada que no se pueda encontrar con facilidad cuando nos hayamos habituado a la GTR, siendo ya nuestra moto en propiedad.

kawasaki gtr 1400 cardan

El cardan

Como hemos adelantado y como todos los de la última generación que ofrece el mercado, te obliga, prácticamente, a bajarte de la moto y mirarlo para ver que está ahí abajo, unido a la rueda trasera, dado que no hay una sola reacción que delate su existencia durante la marcha, ni en aceleraciones, ni en las retenciones más exigentes.

¿Cuánto consume la gtr?

La cifra registrada a lo largo de un breve tramo de autopista, yendo dentro de los 120 por hora, fue de 6,2 litros a los cien; mientras que la más elevada, con una conducción que podríamos calificar casi de extrema, registrada bajo una conducción exigente, con continuos cambios de marcha y con el gusto bien cogido al acelerador, fue de 8,3. Con un depósito de 22 Litros, la autonomía mínima que podemos garantizar es de 265 kilómetros y la máxima (sin entrar en un concurso de bajo consumo) se sitúa sobre los 350.

Analizamos como nos protege la moto

Ya se intuye bastante completa tan sólo al observar la moto de frente, pero al sentarte tras ella, en marcha y a ritmo de crucero por la autopista, sientes cómo es completa, cubriendo incluso hasta los pies. Un detalle, éste último, que se cobra su peaje a la hora de bajar los bordillos, además, por el extremo anterior de su quilla, bajo y adelantado, sin duda para perfilar una eficaz penetración aerodinámica. Por ello, se debe de tener cuidado evitándolos, incluso los que resaltan con menor altura de la calzada.

kawasaki gtr 1400 frente

La pantalla de regulación eléctrica en altura, obligada en la categoría, completa esa protección, dejado sentir el viento en el extremo de los hombros (hablando de un tipo de mi corpulencia 107kg/1,91m) lo justo como para tener una percepción de la velocidad a la que viajamos.

Por último, lo que parece ya establecido como una cláusula obligada en las motos más protectoras del mercado, las GTs, se cumple también en esta GTR, y el dorso de las manos queda completamente expuesto al viento, con lo que hay que echar mano del catálogo de extras de la marca para abrigar por fuera –por dentro ya lo hacen los puños calefactables- las extremidades con las que, al fin y al cabo, tenemos el contacto y percibimos con mayor sensibilidad las reacciones de la moto.

kawasaki gtr 1400 a lo largo

La Ergonomía y el Asiento

Las formas cóncavas del depósito y la carrocería graban la silueta de nuestras piernas de tal forma que, al mirar la moto sola y parada, se echa en falta el motorista subido a ella. Una vez sentados sobre esta GTR 1400, en lo que al confort se refiere, te recoge un verdadero sofá para el piloto, pero al mismo tiempo, su ergonomía permite la mínima libertad de movimientos, caso de querer ejecutarlos para una conducción deportiva incisiva. Por otra parte, el resalte posterior recoge el trasero para afianzarlo en las aceleraciones más intensas.

La comodidad para El Pasajero

Goza de un amplio y mullido espacio en ese asiento, inclinado levemente hacia adelante, para contrarrestar esas mismas aceleraciones, aunque también ofrece el firme asidero de unas generosas asas dispuestas a cada lado.

Las estriberas, con suficiente goma para filtrar unas vibraciones prácticamente inexistentes, se disponen en una situación que coloca al pasajero en una postura en consonancia con la del piloto, como es natural, con su disposición turística, aderezada por una discreta inclinación deportiva.

kawasaki gtr 1400 luces

La Luz

Completa, extensa e intensa, como exige una moto de tan altas prestaciones, dispuesta para viajar a cualquier hora del día o de la noche, con el añadido de dos haces laterales muy intensos, aunque algo estrechos –que se proyectan apenas un metro de la moto por cada lado-.

Los indicadores de dirección, la luz roja de situación, así como la del freno, resultan bien visibles, llamando la atención de nuestra presencia de forma sobrada.

El Caballete

Es una pequeña obra de ingeniería. Sorprende lo fácil que resulta subir la GTR 1400 sobre él, apenas con un gesto, hablando de una moto tan larga y tan pesada. En cuanto al caballete lateral, se alcanza fácilmente con el tacón para desplegarlo, ofreciendo un sólido apoyo, incluso sobre algunas inclinaciones moderadas del terreno. Aqui te explico la forma facil de subir tu moto al caballete

SONY DSC
MALETAS DE LA GTR

Las Maletas

Ofrecen una capacidad destacada, incluso en la categoría. No sólo cabe en cada una un casco deportivo de talla XL, con el saliente de sus spoiler incluido, sino que además deja espacio en los contornos para guardar, por ejemplo, un chubasquero más un bolso de mano plano.

Los Espejos

Extensos y panorámicos, nos muestran todo lo que puede ocurrir por detrás de nuestro interés. Su regulación se hace pulsando sobre el propio espejo y el diseño aerodinámico de su revestimiento no sólo muestra una efectividad a simple vista contra el viento, sino que hace su notable contribución estética al frontal de la GTR 1400.

Detalles Varios Sobre la GTR

  • La guantera, muy práctica, de fácil acceso y con una capacidad que va más allá de un mero monedero, en la que se puede guarda, por ejemplo, el mando que hace las veces de llave de proximidad.
  • El regulador de los puños calefactables en una situación insólita junto a la guantera, pero de fácil acceso y regulación, con una amplia gama de temperaturas que podemos ajustar con precisión a nuestro gusto en cad momento.
  • Una toma de corriente estándar, situada muy a mano en el interior del frontal del carenado, lo mismo que los dos reguladores de la altura de los faros.
  • La información del display resulta bastante completa en general y visible, también, con dos dioptrías de presbicia.  Y por añadidura, únicamente señalar que la GTR 1400 cuenta con otro obligado: El Control de Crucero.

Precio base de la GTR 1400

Y digo base porque tienes una amplia selección de accesorios que harán de tu moto una “a tu gusto” personalizada bajo tu criterio. Pero lo primero de todo es tenerla y el precio nueva es de 18.600€

Que se puede Mejorar de esta moto

  • Se escucha un molesto grillo en la unidad de prensa, con 11.000 kms en el momento de nuestra prueba. Un detalle tal vez pasable en una moto de otra categoría, pero que resulta particularmente molesto a baja velocidad, resonando dentro de toda una GT. Démosle, en cualquier caso, el beneficio de la duda a Kawa abriendo la posibilidad de que sólo se produjese en la unidad cedida para nuestra prueba.
  • La imposibilidad de cerrar o abrir las maletas sin usar la llave representa una pequeña molestia, cada vez que tenemos que realizar estas operaciones de forma repetida.

 

 

Tomás Pérez Mi nombre es Tomás Pérez, competí en velocidad durante el final de los 70 y en los 80, también hice el nacional de raids entre 1991 y 1993. Puedes leer mi historia completa en "sobre mi"

Comentario(8)

    1. Muchas gracias, Alberto, por tus palabras y por tu inestimable aportación, a largo plazo, como usuario de esta magnífica moto.

  1. Muy buena prueba Tomás, es una ”gran” moto la mires por donde la mires. Grande, potente, manejable, muy cómoda y estable, fácil, etc.
    Hace poco probé una maxitrail y me costó bastante subirla al caballete, mientras que la gtr se sube bastante bien. Parece una tontería pero estos pequeños detalles indican que pruebas las motos a conciencia.
    Un saludo

  2. Gracias Tomás por tu artigo,pues mi DL1000(con solamente 1600 Kim’s,aagh!)es comprobadamente demasiado alta para mi esposa y yo – tenemos ambos más de 65 años!
    GTR 1400…here we come!

  3. Me ha parecido un ensayo muy detallado y preciso. Pero hay un aspecto que no me ha quedado claro: su comportamiento en enlazadas de montaña, en las carreteras de curvas u todo tipo de asfalto que hoy día buscamos un gran número de moteros. Tengo una RT LC que en ese escenario es maravillosa, pero la GTR es una de mis preferidas a la hora del cambio, pues siempre he llevado japonesas tetras grandes. Gracias!!

    1. Hola, Javier.
      Dicúlpame: Me ha sido imposible responderte antes.
      Bien. Tomemos como referencia tu R1200RT y veámoslo en cuatro trances de la curva:
      1.- En la entrada, la GTR es mucho más rápida de lo que parece en un principio, gracias a la palanca de su manillar; aunque, en este punto, le gana la partida, por agilidad, la RT.
      2.- Paso por curva: El aplomo es sólido, compacto y transmite mucha confianza en todo momento. En este punto, hay empate con la RT.
      3.- Salida del viraje: Lo dividiremos en dos. Primer momento, los bajos de la GTR son contundentes, pero los de la RT, también. Empate. Segundo momento, al estirar, la GTR es demoledora y la RT no tanto, sobre todo arriba, que se queda a las puertas de donde la Kawasaki empuja como el AVE. En este punto, gana la GTR.
      4.- Cambios de dirección. La Kawa los negocia con dignidad, pero la RT, sea cual sea su versión (también la LC), sortea este trance con una soltura prodigiosa gracias a ese efecto de tentetieso que tradicionalmente ha transmitido.
      Pero, ojo, todo esto referido única y exclusivamente al tránsito por carreteras de montañas, en otros escenarios, la batalla se prolonga con distintos resultados.
      Espero haber aclarado tus ideas.
      Muchas gracias por participar en nuestro rincón.
      Un saludo y mucha suerte.

DÉJANOS TU COMENTARIO

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *